Deportes

Eurocopa 2021 | Alemania abruma a Portugal (2-4)

Pese a empezar perdiendo por el gol de Cristiano Ronaldo, el equipo de Low fue muy superior y dio la vuelta al resultado

Cristiano Ronaldo se lamenta tras uno de los goles de Alemania
Cristiano Ronaldo se lamenta tras uno de los goles de AlemaniaHUGO DELGADOEFE

Ningún jugador alemán marcó en la primera parte, pero Alemania se fue al descanso con ventaja en el marcador. ¿Suerte? ¿Una injusticia? Al revés, lo raro es que durante 20 minutos Portugal fuera por delante. Porque el defensor del título estaba siendo sometido y le costaba salir de su campo. La presión tras pérdidas de los chicos de Low le tenía incapacitado, olvidándose de una parte imprescindible en el fútbol: atacar. Apenas lograba salir de su campo el conjunto luso, pero la primera vez que lo hicieron fue letal, una acción perfecta entre Bernardo Silva y Diogo Jota que Cristiano Ronaldo conviertió en gol. Sólo tuvo que empujarla el delantero de la Juve.

Pero verse por detrás no cambió a Alemania. Con Joachim Low en el banquillos su apuesta va a ser la de la posesión y el control del juego, heredera como es de la idea de la gran España de Luis Aragonés y de Vicente del Bosque, el equipo que lo ganó todo entre 2008 y 2012. Aunque el plenteamiento en este caso sea diferente, con tres centrales y los carriles para Kimmich y Gosens. Por ahí le hizo un destrozo Alemania a Portugal. Volcado al ataque y con los tres defensas como protección, los laterales/carrileros tenían más libertad para sumarse a la ofensiva sin necesidad de mirar demasiado atrás. Kimmich y Gosens fueron una auténtica pesadilla para el equipo portugués. Un cento del segundo lo metió en su portería Rúben Dias para el 1-1; y después fue el defensa diestro quien buscó el área para que Guerreiro hiciera el 1-2. Dos goles en propia puerta, pero provocados, no fruto de la casualidad. Era la enésima llegada de los germanos, que antes habían perdonado.

Alemania plasmó en esos dos tantos en propia puerta la superioridad que había mostrado durante el partido. Es el último campeonato con Joachim Low en el banquillo, Flick está a la espera para tomar el relevo, y demostraron que no están en esta Eurocopa a ver qué pasa. Después de ganar el Mundial de 2014 ha sufrido en bajón, pero sigue siendo un equipo a tener en cuenta. Contra Francia el resultado le fue contrario, pero el 0-1 bien pudo ser un empate o algo más. Defiende Alemania un fútbol que parece pasado de moda. Ahora se lleva más el estilo de los galos, más físico.

Comenzó la segunda parte y no cambió demasiado salvo que los goles de Alemania esta vez sí los marcaron jugadores vestidos de blanco. Havertz, que había estado cerca de los dos primeros y marcó el tercero a placer en un pase de Gosens. Y el carrilero izquierdo remató de cabeza sin oposición un centro de Kimmich, el derecho. De lado a lado, como si no costara, como si el fútbol fuera una cosa de niños.

No hubo una reacción importante de Portugal. Pese a los jugadores que tiene, con capacidad y buen pie para ser dominadores, nunca consiguieron ser dueños del encuentro. Al descanso, Bernardo Silva, que era el enganche entre el centro del campo y la defensa, se quedó en el banquillo. La presencia de Renanto Sanches, un jugador más físico, no cambió demasiado. Alemania volaba ante la campeona de Europa y cuando recibió el segundo gol tampoco tembló. Los números de Cristiano Ronaldo en el partido acabaron con un tanto y una asistencia, que ya quisieran muchos, pero la realidad es que la estrella de la Jueventus no terminó de dejar su sello.

Marcó Diogo Jota tras esa acción de fe de CR, pero no le entraron las dudas a Alemania. Sí se equilibró un pelín el choque, pero el resultado nunca peligró para el equipo de Joaquim Low, que endereza el rumbo después de perder en la primera jornada contra Francia. Es el grupo de la muerte, aunque lo lógico es que los tres favoritos acaben llegando a los octavos de final. Por si acaso, Hungría ya avisó a Francia de que los triunfos fáciles no existen en esta Eurocopa.