Fútbol

Sale a la luz el burofax “auténtico” que Leo Messi envió al Barça en 2020 para abandonar el club

Hace justo un año y un día, Leo Messi anunciaba que se quedaba en el Barça tras haber intentado marcharse. Mundo Deportivo desvela el documento en el que pedía salir del conjunto culé

Lionel "Leo" Messi , en su despedida del Barça
Lionel "Leo" Messi , en su despedida del BarçaAFP7 vía Europa Press AFP7 vía Europa Press

El PSG hacía oficial el pasado 10 de agoto el fichaje de Leo Messi hasta 2023 y por 40 millones limpios por temporada, pero ya hacía tiempo que el barcelonismo temía que el argentino estaba con un pie fuera de la entidad, no en vano ya intentó salir. Hace justo un año y un día el argentino dio marcha atrás a esas intenciones que declaraba en la carta certificada que enviaba al club. En el burofax quedan claras las circunstancias por las que finalmente Leo no pudo salir acogiéndose a una cláusula que ya estaba caducada.

Ese documento, sobre el que han corrido ríos de tinta y del que incluso se ha dicho que debería estar expuesto en el Museu del FC Barcelona porque es historia viva del club, todavía no había visto la luz. Hasta ahora. Mundo Deportivo ha tenido acceso a esa misiva con la que Messi le comunicaba al entonces presidente Josep Maria Bartomeu, el 24 de agosto de 2020, que se acogía a una cláusula especial de su contrato, que aún tenía otra temporada en vigor, para abandonar la entidad azulgrana a fecha 30 de agosto. Es decir, sólo seis días después.

El famoso burofax de Leo Messi FOTO: MundoDeportivo La Razon

Según publica el diario deportivo catalán, Messi envió el burofax desde la dirección de su oficina, sita en la Avenida Diagonal de Barcelona, a la atención de Bartomeu y a la dirección de las oficinas del club, la calle Arístides Maillol. La hora del envío fue las 18.19h del 24 de agosto, aunque ese día no trascendió el movimiento de Leo ni la llegada de su petición a las oficinas del club.

“Por medio del presente, y de conformidad con la previsto en la cláusula 3.1. del contrato de 25 de noviembre de 2017, les manifiesto mi voluntad de extinguir mi contrato de trabajo de futbolista profesional con fecha de efecto 30 de agosto de 2020”, fue el encabezamiento del burofax. La citada cláusula 3.1. del último contrato de Leo es aquella que decía que su duración era del 1 de julio de 2017 al 30 de junio de 2021 pero añadía que el jugador podía irse libre, sin alegar causa justa, al final de la temporada 2019-20 “previa comunicación al club realizada antes del 10 de junio de 2020, sin ningún derecho para el FC Barcelona”.

Ahí está la clave del burofax de Messi: que Leo pidió irse pero a 24 de agosto, ya ultrapasada en dos meses y medio la fecha límite del 10 de junio para denunciar su contrato e irse libre. De ahí que en el burofax argumente su petición aludiendo a lo especial de la temporada, que acabó en agosto por el parón de tres meses motivado por la pandemia del Covid: “Entiendo que el marco temporal del derecho de terminación unilateral sin alegar causa que regula la mencionada cláusula debe interpretarse de conformidad con las circunstancias excepcionales en las que se ha desarrollado la temporada de competición futbolística 2019-2020, debido al Estado de Alarma y a la situación de fuerza mayor derivada de la pandemia Covid-19”.

Fuera de plazo

Messi sigue argumentando en su burofax que, pese a haberse pasado del tope del 10 de junio, su petición está en plazo dado que “por causa de esta excepcionalidad, la temporada de competición 2019-2020 finalizó en el día de ayer, sin perjuicio de que para nuestro equipo, esta finalización tuviera lugar el 15 de agosto, al regresar a Barcelona tras nuestra eliminación de la Champions League en la noche del 14 de agosto”.

En el párrafo final del burofax, Messi insiste en que su petición de irse, pese a tener aún un año de contrato, está justificada: “En cualquier caso, dentro de los 10 días siguientes a la finalización de la temporada de competición, y cumpliendo así el plazo acordado para ejercitar la cláusula 3.1., de conformidad con el contenido material de nuestro acuerdo, que debe interpretarse conforme a las circunstancias excepcionales de la temporada 2019-2020, ejercito mi derecho de terminar el contrato con fecha de efecto 30 de agosto de 2020, con las consecuencias previstas en la citada estipulación 3.1. Atentamente, Lionel Andrés Messi”.

Mundo Deportivo desvela además que en las horas posteriores corrió por las redes sociales un burofax que resultó ser un ‘fake’.

El argentino ya es historia en la entidad culé pero muchos no olvidan el día que intentó marcharse.