Deportes

Isco: “Quiero continuar en el Real Madrid”

Isco durante un entrenamiento/Reuters
Isco durante un entrenamiento/Reuters

Isco, el principal afectado por la llegada de Solari y los malos momentos del equipo, vuelve a los entrenamientos

Vuelve el Madrid a los entrenamientos con el objetivo de conseguir la regularidad que le ha faltado en este comienzo de temporada y vuelve también Isco, el principal afectado por la llegada de Solari y los malos momentos del equipo. El centrocampista andaluz se fue de vacaciones siendo suplente, por detrás de Lucas Vázquez, de Asensio y también de Ceballos. “Para nada me voy a ir. Estoy muy feliz", dijo a Cuatro el centrocampista blanco a su llegada la capital de España.

También la temporada pasada Isco comenzó de suplente con Zidane y acabó siendo titular, superando las dudas que tenía el francés con su manera de jugar. Lopetegui sí que confiaba en él, pero la llegada de Solari le ha cambiado la vida en el conjunto blanco. Como suplente, se generan todos los rumores posibles acerca de su futuro. No sólo en el mercado de verano, sino también en el mercado de invierno que comienza ya. Isco aún tiene mucho cartel en el mundo del fútbol y su salida puede dejar mucho dinero en las arcas blancas. Pero él ha sido contundente con su posición ahora en enero: “Claro que quiero continuar en el Real Madrid para seguir ganando títulos", ha dicho de manera tajante el centrocampista andaluz.

Su reto es inmenso. Tiene que convencer a un entrenador con quien es evidente que no se lleva bien, que no hay química y tiene que mantener un nivel alto constante para volver a ser el futbolista decisivo al que no se puede quitar de la titularidad. Y además, tiene que volverse a ganar el cariño del Bernabéu. El socio madridista estaba enamorado del jugador desde el primer día que llegó porque con el balón en los pies, a Isco no le iguala nadie, sin embargo, sus últimos gestos, su manera de ir cayendo en el banquillo, han hecho que crezca una distancia entre el público y el futbolista. La grada del estadio madridista es generosa con quien se entrega, pero es impacable con quien no lo hace. Y cuando mira mal a un jugador, no se olvida.

La temporada llega a su momento más imporante y el Madrid necesita al mejor Isco para cumplir los objetivos. En enero, con la Copa, puede que el andaluz tenga más minutos que antes. Es su momento para lucirse, para limar asperezas, para volver a ganar en el campo lo que ha perdido en los entrenamientos y con malos gestos. Solari va a tener que hacer rotaciones y ahí Isco tiene que demostrar que cabe en el 4-3-3 con futbolistas abiertos y fútbol por fuera con el que Solari ordena a sus jugadores. No hay lugar para un mediapunta al uso como es Isco, así que va a necesitar un doble esfuerzo. Jugar bien y adaptarse a una posición que no le queda del todo bien. Es su desafío.