FC Barcelona

Las lágrimas de los 100 millones de euros

El Santos «sólo» recibirá 32 millones por su traspaso, mucho menos que el padre del futbolista por la prima de fichaje

Neymar lloró ayer en su despedida del Santos
Neymar lloró ayer en su despedida del Santos

Madrid- El Santos sólo recibirá 32 millones de euros por el traspaso de Neymar al Barcelona. El pago ya incluye la disputa de dos partidos amistosos entre los dos clubes y, sin embargo, Neymar puede convertirse en el futbolista más caro de la historia. Por encima de Cristiano Ronaldo y los 96 millones de euros que pagó el Real Madrid al Manchester United por él. La «culpa» la tiene, entre otras cosas, el complejo entramado societario que compartía la propiedad del futbolista. A los 32 millones que recibe el club santista hay que sumar los 50 millones que recibirá el padre del futbolista como prima de fichaje. Y a esa suma de 82 millones de euros hay que añadir la cantidad que espera recibir el grupo Sonda, propietario del 40 por ciento del pase del jugador.

Si el Barcelona no llegara a un acuerdo con este grupo, no le impediría contar con Neymar la próxima temporada. El Santos posee el 55 por ciento de la propiedad, suficiente como para que el Barcelona sea ahora el «accionista» mayoritario de Neymar, que se ha convertido en una multinacional vestida de futbolista. El jugador, que ha firmado por cinco temporadas, cobrará nueve millones de euros netos al año, pero conservará íntegros los derechos de imagen. Neymar tiene contrato ya con 14 patrocinadores y la cantidad puede crecer después de confirmar su fichaje por el Barcelona. El Real Madrid estaba dispuesto a asumir una ficha más alta para el jugador –once millones de euros–, pero a cambio de compartir los derechos de imagen, como es costumbre desde la llegada de Florentino Pérez a la presidencia del club.

Esos algo más de 100 millones de euros son los responsables de que el Barcelona anunciara en la madrugada española del sábado al domingo la contratación del jugador brasileño. «El FC Barcelona ha llegado a un principio de acuerdo con el Santos y con Neymar para la incorporación del jugador para las próximas cinco temporadas», anunciaba el club azulgrana en sus medios oficiales de comunicación y en las redes sociales. «Damos la bienvenida al Barça a Neymar», añadían los medios del club.

El jugador se reconocía en Twitter incapaz de aguantar hasta mañana, como era lo previsto, para confirmar su nuevo destino. «Mi familia y mis amigos ya conocen mi decisión», reconocía el futbolista, «el lunes firmo mi contrato con el Barcelona. Quiero dar las gracias a todos los aficionados del Santos por estos nueve años increíbles». Neymar, que sólo tiene 21 años, terminaba contrato la próxima temporada. Su idea original era cumplir su contrato con el Santos y llegar a Europa después del Mundial que se disputa en Brasil. Sin embargo, ni él ni su club estaban dispuestos a esperar más. El jugador cree que ya ha llegado su momento de triunfar en Europa después de haber triunfado en Brasil y devolverle al Santos el triunfo en la Copa Libertadores, que no ganaba desde los tiempos de Pelé. «Sólo un club como el Santos podía proporcionarme todo lo que he sentido dentro y fuera del campo», decía en su despedida en las redes sociales. «Estoy agradecido a la ''torcida'' del Peixe porque me apoyó incluso en los momentos más difíciles». Neymar se incorporará al Barcelona después de disputar la Copa Confederaciones con Brasil. Si continuaba en su país hasta la disputa del campeonato del mundo, se perdería la oportunidad de hacer un gran negocio para mucha gente. Un negocio de más de 100 millones de euros.

El Barça no quiere dar cifras oficiales

El Barça anunciaba de manera oficial el fichaje de Neymar alrededor de las tres y media de la madrugada del sábado al domingo. El club azulgrana, eso sí, se ha querido reservar el montante final del traspaso, cifra que quizás sí se revele el día de su presentación, prevista para el próximo 3 o 4 de junio, una vez el jugador firme su contrato hoy mismo en suelo brasileño. A pesar de todo, fuentes cercanas a la directiva aseguran que la operación no sobrepasará en ningún caso los 60 millones de euros. El acuerdo final con el Santos ronda los 30, a los que hay que añadir los diez que adelantaron los azulgrana hace un año para asegurarse el concurso de Neymar. Los representantes del jugador cobrarán casi otros diez millones y se han pactado casi cinco más si se cumplen una serie de objetivos.