Morata derriba el muro

El canterano saca al Madrid de un lío ante el Athletic, la ley de Messi se impone en Mestalla y Sampaoli se apunta su primera victoria grande con el Sevilla a costa del Atlético

El canterano saca al Madrid de un lío ante el Athletic, la ley de Messi se impone en Mestalla y Sampaoli se apunta su primera victoria grande con el Sevilla a costa del Atlético

Real Madrid - Athletic

Objetivos: ganar y gustar

Saltar con la opción de conseguir el liderato. Recupera el mejor argumento de la mejor versión. El 4-2-3-1 con Isco de director de operaciones. Comienzo esperanzador, fluido, ritmo alto. Con un Athletic respondón. En el 5’ avisa Williams. En el 7’, pase de Isco y Benzema hace bueno el pelotazo de Marcelo. El Madrid encarrila con el tempranero gol. Comienza otro partido: abierto, con intercambio de golpes. Los de Valverde, pulcros con la posesión, y los blancos, atascados en la sala de máquinas, donde sólo Isco y Marcelo ponen el vértigo por la izquierda. Empata Merino. El Madrid cae en la acción individual. Bale y CR ponen el peligro.

Williams adelanta Halloween

El Madrid inicia la segunda parte a tumba abierta para intentar romper la telaraña del Athletic. Con exceso de voluntad, desorden y a veces hasta empujando. Sacar del campo al jugador de máxima inspiración (Isco) y la entrada de Lucas Vázquez no disimula las intenciones. Todos al ataque. Morata sale al rescate y, en el desarrollo del juego, sólo la ocasión de Bale y la diana del canterano, que da premio al empuje. Posdata: Williams tuvo el uno a dos y el empate a dos con el balón controlado en solitario y dentro del área. ¿Le habrán apagado la luz al delantero del Athletic...? Tal vez. Demasiado premio al mal juego.

Valencia - Barcelona

Dureza, Iniesta, sentenciar

Los ches, con el mazo y el ojo de halcón, esperan un zarpazo. Un Barça perezoso, lento y con el pijama de siesta. Alarma. Iniesta KO. El regalo del balón y las ideas, dormidas. Leo marca, el Valencia no vislumbra el plan B. Roto, plano. Alves, el héroe; Suárez perdona la sentencia, la reacción no llega. En el 44’ se luce Ter Stegen.

Reacción, susto, milagro

Prandelli modifica. Munir, adentro y Cancelo, lateral. Efecto instantáneo. En el 4’, Rakitic al poste, pero en cinco minutos dos golpes eléctricos de Munir y Rodrigo hacen real la remontada. De forma embarullada, Suárez empata. Mucho tiempo. Con el cerrojo y la contra, Nani la tiene. El Barça insiste. Está Leo... ya sabes... ¡Ciao!

Sevilla - Atlético

Comienza la era Sampaoli

Muy sólido, su argumento más fiable, el balón parado. Primeros compases con imprecisiones, pero Nasri y Vitolo, los cerebros, se encargan de equilibrar la contienda. Primer acto sin sobresaltos. La reacción, con la acción individual de Nasri, al poste. Dispuesto a ganar. N’Zonzi, su mejor hombre, pone justicia a un derroche de fútbol y facultades.

Se desinfla en Nervión

Efecto gaseosa. Diez minutos de máxima intensidad. Llega el guión prudente: manejar el espacio. Griezmann, de enganche buscando la velocidad de Gameiro y las bandas. Poco bagaje, algún susto. Segundo acto. Cambios. Lejos de hacer efecto, el Sevilla acosa. Oblak, el salvador. El bajón físico es tan alarmante que el Atlético es incapaz de frenar el vendaval sevillista.