...en la única selección invicta

Los veinte partidos del técnico se resumen en 14 victorias y seis empates.

Los veinte partidos del técnico se resumen en 14 victorias y seis empates.

España ha completado la primera parte del ciclo mundialista sin recibir una sola derrota. Es una excepción en el campeonato y Julen Lopetegui ha cerrado sus primeros veinte partidos con catorce victorias y seis empates.

A pesar de las dudas, la Roja ha demostrado ser un equipo sólido en los dos años que han transcurrido desde la última Eurocopa. Ha marcado 61 goles y sólo ha encajado 13. Y, aunque la delantera es uno de los puestos más discutidos, ha marcado en todos los partidos que ha disputado con Julen Lopetegui al mando. Y la media supera los tres tantos por encuentro. Además, en once de los veinte partidos ha mantenido la portería a cero.

El seleccionador insiste en que quiere que España sea un equipo y lo consigue con el orden y el criterio de equipos que entrenan juntos durante toda la temporada. Ha mantenido una base muy parecida a la que presentó Del Bosque en la última Eurocopa. De Gea sigue siendo el portero; por delante tiene a Piqué, Sergio Ramos y Jordi Alba; en el medio Busquets e Iniesta y Silva en un costado. La esencia es la misma, pero se les ha añadido Isco y Lopetegui ha recuperado a Diego Costa. Se ha tratado, sólo, de completar el proceso de transición iniciado por el anterior seleccionador tras el Mundial 2014.

Para llegar al torneo sin derrota, España no ha eludido la confrontación con equipos poderosos. Para el estreno, el nuevo seleccionador tuvo enfrente a Bélgica, una selección que se asemeja a la España previa a ganar sus tres campeonatos seguidos, llena de talento y esperanza, pero sin confirmar por los resultados. Y el azar hizo que se cruzara en la fase de clasificación con Italia en el mismo grupo. Después llegaron partidos contra Inglaterra, Francia, Alemania y Argentina, todas campeonas del mundo. Y a todas se enfrentó como visitante, excepto a Argentina, que salió goleada del Metropolitano el pasado mes de marzo. El balance contra estas cuatro selecciones es de dos empates y dos victorias, con 11 goles a favor y cuatro en contra. Y sólo Inglaterra pareció superior durante un tramo del partido disputado en Wembley. Es la selección que más cerca ha estado de derrotar a la España de Julen.

Por eso, los dos últimos encuentros contra Suiza y Túnez deben tomarse en cuenta lo justo. Son sólo ensayos para afinar el equipo. La verdad empieza el viernes contra Portugal. «Es nuestro rival a batir. Hay que salir concentrados», advierte Rodrigo.