¿Por fin juntos?

Messi podrá jugar el partido de vuelta de la Supercopa de España contra el Atlético en el Camp Nou
Messi podrá jugar el partido de vuelta de la Supercopa de España contra el Atlético en el Camp Nou

En el cartel del Barcelona que anuncia la vuelta de la Supercopa de España aparece Messi, en primer plano, y escoltándolo, Iniesta y Neymar. El argentino y el brasileño están juntos. Es la imagen que desean ver todos los aficionados del equipo y que de momento apenas se ha producido. Sobre el césped, Messi y Neymar compartieron siete minutos ante el Levante en la primera jornada de Liga y ni se cruzaron. No les dio tiempo. En pretemporada coincidieron una hora en un amistoso y sí hubo interacción. Poco más. El Atlético podría ser el primer equipo que prueba de verdad el alcance de la conexión entre las dos estrellas azulgranas.

El Barcelona pasó la noche en Málaga y ayer volvió a casa. Los jugadores fueron directamente a entrenarse en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. Messi, que no estuvo en La Rosaleda por un «hematoma intramuscular en el bíceps femoral de la pierna izquierda», se unió a ellos. Paró por precaución, porque si se tratara de una final o algo por el estilo, Leo habría participado. El «10» completó la sesión sin problemas y mañana estará en condiciones. «Quiero estar al ciento por ciento para jugar y ayudar al equipo», escribió el delantero en una de sus redes sociales.

El Barcelona ha sabido sobrevivir sin Leo. En la ida de la Supercopa, de hecho, jugó mejor la segunda parte, cuando el «10» no estaba, que la primera. Ante el Málaga también ganó, aunque el grupo echó en falta las arrancadas de Messi para romper el juego más bien plano que desplegó. Cesc brilló en la primera parte y Neymar salió media hora y tuvo unos buenos momentos que le acercan cada vez más a la titularidad. Tata Martino no quiere precipitarse con él, pero su discurso poco a poco va acercando al brasileño a disputar un partido desde el principio. Primero pidió tiempo y el domingo, tras el triunfo, dijo lo mismo, pero con un matiz: «En su cabeza está listo para jugar y nosotros veremos el momento adecuado».

Neymar mostró una gran capacidad de desborde que a veces se echa en falta cuando el equipo no mueve la pelota rápido y el toque no sirve para eliminar rivales. «Es un chico muy humilde, muy joven pero que está demostrando mucha inteligencia. El entrenador le está introduciendo poco a poco y está demostrando su valía. Tiene un uno contra uno que es muy importante para nosotros. Cuando los equipos se nos cierran en defensa necesitamos gente en la banda que desequilibre», explicó ayer Xavi en Barça TV

q Renovación de Busquets. El centrocampista de 24 años, que mañana volverá a la titularidad ante el Atlético tras rotar el domingo, estampará hoy su ampliación de contrato con el club hasta 2018, con opción a un año más. Su cláusula se quedará en 150 millones de euros.