Fútbol

No pienso pronunciar la palabra “mmmmmm”

Esa que se refiere a ganar seis títulos en una misma temporada

Ancelotti conversa con Casemiro en el Olímpico de Helsinki
Ancelotti conversa con Casemiro en el Olímpico de Helsinki FOTO: Sergei Grits AP

Por mucho que busquen, no van a encontrar en las más de mil palabras de estas páginas esa que se refiere a ganar seis títulos en una misma temporada: «mmmmmm». Como todo lo que sucede en la vida real ya ha salido antes en los Simpsons, yo soy ahora mismo Bart escribiendo una y otra vez en la pizarra al comienzo del capítulo. No pronunciarás «mmmmmm», no pronunciarás «mmmmmm»... A Ancelotti le preguntan en cada rueda de prensa por esa posibilidad y su respuesta es la adecuada: «Muy complicado, pero lo que sí vamos a hacer es pelearlo». Él tampoco la pronuncia, porque sabe que es llamar a las nubes ahora que el sol brilla tanto que el Madrid gana la Supercopa al Eintracht casi sin despeinarse con Tchouameni, Rodrygo, Camavinga y Hazard en el banquillo. Una plantilla un poco mejor que la que el año pasado no tenía ninguna posibilidad de ganar la Champions y la Liga la iba a pelear como mucho. Pasó lo que pasó al final, aunque algunos quisieran ir a Canaletas por el 0-4 del Clásico en el Bernabéu y el cambio de opinión de Mbappé y busquen en la suerte la única explicación a las remontadas. Este Madrid sabe ganar al galope y con la espada en la mano y también controlando los partidos detrás de la pelota, como hizo en París y Helsinki.

No son sólo las paradas de Courtois, los goles de Benzema, el exterior de la bota de Modric o el martillo de Casemiro. Es todo eso además del vértigo de Camavinga, el futuro de Tchouameni o el «huevo» que le pone Valverde. Si uno se deja llevar por el ruido, parece que las palancas ilusionan más que los títulos, pero el optimismo cuando la Liga no ha empezado es fácil. Sólo cuenta el siguiente partido, así que del «mmmmmm» ni hablamos.