Real Madrid

2-2. El Madrid empata en Villarreal su ensayo para Kiev

Los hombres de Zinedine Zidane encararon el duelo más como preparación y pensando en la final de la Liga de Campeones ante un rival que fue de menos a más

El lateral brasileño del Real Madrid Marcelo, durante el partido de Liga en Primera División ante el Villarreal / Foto: Efe
El lateral brasileño del Real Madrid Marcelo, durante el partido de Liga en Primera División ante el Villarreal / Foto: Efe

Los hombres de Zinedine Zidane encararon el duelo más como preparación y pensando en la final de la Liga de Campeones ante un rival que fue de menos a más.

Estaban todos los que van a estar el sábado, a excepción de Keylor y con la novedad de Bale por Benzema. El Madrid de Villarreal sonó a ensayo general, a que Zidane ya ha tomado la decisión del once y ayer quería ver por última vez cómo suena esta sinfonía para jugarse la temporada contra el Liverpool. Y si se toma como medida la primera parte, el conjunto blanco está más que listo, con todos en forma, ordenado y presionando arriba. Si se toma como medida lo sucedido después del descanso, pues entonces tenemos al conjunto de esta Liga, irregular, dejándose puntos en errores de concentración, como si esta competición no fuera con él.

Lamentaba Zidane los dos goles del Villarreal porque quería afrontar esta semana con el impulso de una victoria y con la imagen del equipo mandón y con buen fútbol que dominó a los locales. Eso es lo que tiene que quedar porque después de meter dos tantos, después de verse bien y cambiados Cristiano y Modric el Madrid afrontó lo que quedaba de encuentro con el objetivo de no hacerse daño y en algunas jugadas, como el tanto de Castillejo, sin preocuparse de nada. Marcelo, que había puesto un balón maravilloso a Cristiano en la primera mitad, en el segundo tanto del encuentro, estaba a sus cosas, mientras sus compañeros tiraban el fuera de juego.

Hasta que se dejó ir, hasta que el choque de Kiev no dejó ver nada más, el equipo de Zidane mostró una de las mejores primeras partes de la temporada. En un partido sin tensión, fue a por él y manejó el choque a su antojo, con Modric, Kroos e Isco circulando el balón, Casemiro vigilando y Marcelo y Carvajal como siempre, haciendo daño constante por su lado.

Lo del lateral derecho del Madrid es asombroso. El partido era para probarse, pero se lo tomó como si hubiera estado lesionado. A diferencia de Ronaldo, que también volvía de una lesión, el canterano disputó todos los minutos y en una de las últimas jugadas del partido se le vio llegando a un balón a la línea de fondo.

Fue una primera parte claramente del Madrid coronada por los goles de Bale y Ronaldo, quizá la decisión más llamativa de Zizou si lo de Villarreal vale para Kiev. Eso supone prescindir de Karim para aprovechar el momento extraordinario de Gareth, que marcó un golazo. Ágil y con capacidad de reacción, más rápido que los defensores, el galés adelantó al Madrid jugando de segundo delantero. El partido se le hizo un poco largo después, desconectándose y bajando el ritmo como el resto de sus compañeros, pero es cierto que este curso no se ha visto a un Bale tan enchufado como el de los últimos partidos.

Toda esta semana va a girar en torno a esa decisión de Zizou: si apuesta por el equipo de ayer o si hace sitio a Benzema. El francés salió después y estuvo cerca de hacer un buen gol con un tiro de rosca desde fuera del área, pero Andrés Fernández lo evito. Hoy da la impresión de que Bale le ha comido el terrero al nueve blanco y ahora parece más titular para afrontar el choque que va dar la medida del Madrid esta campaña.

A los de Zidane le queda Kiev, al Villarreal no le queda nada. Pero fue a por el partido en la segunda mitad como no lo había podido hacer antes. Ahí mostró las debilidades del Madrid, las que tanto se han visto en muchos partidos y las que habrá que ocultar y evitar contra el Liverpool. La velocidad de Castillejo, la insistencia de Sansone o el mando de Rodri echaron a su equipo para delante y al Madrid para detrás.

El partido cambio de sentido y fue el momento de ver cómo reaccionaba Zidane. Luca en este caso. En vez de Navas o Casillas, el entrenador blanco premió a su tercer guardameta e hijo. Bien en algunas paradas, pero nervioso en otras acciones, el encuentro no vale para juzgar su capacidad en la portería. Nada pude hacer en el primer tanto y quizá se precipitó con Castillejo. Pero sí que paró una falta a Sansone.

Cierra el Madrid la Liga tal como la ha ido llevando. Ya está. Ahora le espera la leyenda en Kiev.

Ficha técnica:

2 - Villarreal: Andrés, Mario, Bonera, Álvaro, Adrián Marín, Rodri, Javi Fuego (Salem, m.57), Soriano, Fornals (Samu Castillejo, m.77), Sansone y Enes Ünal (Roger Martínez, m.66).

2 - Real Madrid: Luca, Carvajal, Ramos, Varane, Marcelo, Casemiro, Kroos, Modric (Lucas Vázquez, m.62), Isco (Kovacevic, m.73), Bale y Cristiano (Benzema, m.62).

Goles: 0-1, m.11: Bale. 0-2, m.32: Cristiano Ronaldo. 1-2, m.72: Roger Martínez. 2-2, m.85: Castillejo.

Árbitro: Sánchez Martínez (Colegio murciano). Mostró tarjeta amarilla a los locales Álvaro, Samu Castillejo y Salem y a los visitantes Modric, Casemiro y Kroos.

Incidencias: partido correspondiente a la última jornada de la Liga Santander disputado en el estadio de La cerámica ante 18.891 espectadores.