Fútbol

Ronaldo, contra el poder del fútbol

Cristiano peleará por el Balón de Oro de 2014 con Messi y con Neuer, el favorito de Blatter y Platini.

A un lado Cristiano Ronaldo, con la cifra de sus goles, con su ambición futbolística y su Copa de Europa. Al otro, Neuer, con su seriedad alemana, con el campeonato del mundo y con el apoyo nada disimulado de Platini y Blatter, presidentes de la UEFA y de la FIFA. Y se supone que esta vez algo más lejos, Leo Messi, el tercer candidato para ganar el Balón de Oro, del que nos espera más de un mes incertidumbre. Hasta el 12 de enero habrá que esperar para conocer al vencedor de uno de los galardones que más dan que hablar en el mundo del deporte. Es la final más larga que afronta el portugués este año y parece que también una de las más discutidas. «No es una decisión fácil, pero yo escogería a Ronaldo», dijo ayer el ex futbolista Karembeu, que estuvo presente en la gala de la FIFA. «No sólo ha roto todas las estadísticas, sino que encima ha mantenido una regularidad muy alta, lo cual es difícil», continuó el francés. Hasta hace poco Cristiano era el claro favorito para repetir como ganador de forma consecutiva pero, de repente, Blatter y Platini decidieron meter baza y apostar claramente por un futbolista alemán y, dentro de los alemanes, por Neuer, el finalista que acompaña a Messi y CR7, los dos habituales en cada gala. Sólo que esta vez, a diferencia de lo que ha ocurrido en las últimas ediciones, el tercero en discordia ha ido ganando posiciones en las apuestas gracias a ese apoyo institucional. «No tiene sentido que personas que ocupan esos cargos, como el de presidente de la FIFA y de la UEFA, hayan hecho comentarios de ese tipo en los últimos años», dijo ayer Fernando Santos, seleccionador de Portugal. En 2013 Blatter se burló de Ronaldo y este año ha asegurado que Neuer es uno de los mejores jugadores de la historia.

El portero alemán es una sorpresa esperada, el invitado al gran duelo por el Balón de Oro. Desde 2011, Ronaldo y Messi siempre han sido finalistas, con otro acompañante al lado, que era como un espectador de la perenne batalla de la pareja. Desde 2008, alguno de los dos ha conquistado el trofeo. Neuer sorprende porque es portero y es muy raro que se les premie. Sólo una vez lo ha ganado un guardameta: fue el ruso Yahsin. Y sorprende también porque podría contar con sus opciones para pelear el título a Cristiano Ronaldo. Ancelotti, que ha sido un firme defensor de su futbolista desde el primer día, ayer, antes de que se supiesen los finalistas, también creía que Neuer había hecho una buena temporada, pero no más que el portugués: «Claro que puede ser un alemán por lo que ha hecho Neuer. Aparte de Kroos y Khedira, que son los mejores de Alemania, Neuer hizo buena temporada», aseguró. Campeón del mundo con Alemania, campeón de la Bundesliga y de la Copa alemana, el portero se llevó cinco goles del Madrid, dos de Ronaldo, en la semifinal de la «Champions». Su opción pasa por haber ganado el Mundial y según se repite en algunos foros, un campeón del mundo tiene que ser también el que lleve el Balón de Oro. «Es una noticia estupenda y un gran honor para mí. No es lo más habitual que se designe a un guardameta y eso se lo debo a mis compañeros de equipo. Con el Bayern y con la selección nacional tuvimos un fantástico año 2014», dijo ayer el portero. Cuando en la última Copa del Mundo, en 2010, España ganó en Suráfrica, Messi terminó el año como mejor futbolista de todos.

Aunque es un premio individual en un juego colectivo, a los protagonistas les importa mucho más de lo que dicen públicamente. Es un reconocimiento a su trabajo y cada vez mueve más atención mediática. Eso hace que tanto Platini como Blatter sean preguntados y estén encantados de opinar: «Pero no pueden interferir, aunque lo piensen –continuó el seleccionador de Portugal–. Tienen que ser neutros».