Un Clásico sin el «clásico»

El guardameta español Iker Casillas
El guardameta español Iker Casillas

Real Madrid y Barcelona protagonizarán un nuevo capítulo de un histórico enfrentamiento denominado clásico del fútbol español, sin el 'clásico', el capitán Iker Casillas, que ya ha disputado 35 duelos ante el gran enemigo de su carrera y cuya ausencia por lesión abre un debate en la portería.

La baja de Casillas marca las semifinales de Copa del Rey entre Real Madrid y Barcelona. Será extraño ver un clásico sin el capitán madridista. Sin las celebraciones de los goles de su equipo y sus lamentaciones ante los goles rivales. Sin sus paradas salvadoras.

En los últimos diez años Iker ha jugado todos los clásicos. Desde el 2002, cuando fue suplente de César Sánchez en una semifinal de Liga de Campeones, por decisión técnica del por entonces entrenador madridista Vicente del Bosque.

Será la primera vez que sufra desde la grada del estadio Santiago Bernabéu. Espectador de un debate que ha generado su ausencia. Su primera lesión de gravedad, una fractura en la base del primer metacarpiano de la mano izquierda, le tendrá tres meses de baja. Con este panorama, el club se vio obligado a fichar.

Se inicia el pulso entre Antonio Adán, a quien hace un mes Jose Mourinho veía en mejor momento que Casillas y le dio la titularidad en La Rosaleda, y el recientemente fichado Diego López, que regresa a la que fue su casa y al club de su corazón con la experiencia ganada que deseaba y le empujó a marcharse al Villarreal. Ninguno de los dos sabe aún quien será el elegido.

La portería del Real Madrid se introdujo en un momento de inestabilidad y actos rocambolescos. Tras desatarse el pulso público entre Casillas y Mourinho, capitán y entrenador, en La Rosaleda, el comienzo de 2013 se mantuvo el mismo panorama. Una expulsión de Adán a los seis minutos del primer partido, ante la Real Sociedad, devolvió todo a su sitio. Regresó Iker y dejó su portería a cero en cuatro titularidades consecutivas.

Ante Celta y Valencia en Copa del Rey y Osasuna y Valencia en Liga, Casillas enganchó su mejor racha de la temporada. Todo hasta que llegó la accidentada jugada de Mestalla en la que Álvaro Arbeloa fue a despejar un balón e impactó en la mano izquierda de Casillas produciéndole la fractura.

Iker se formó en la cantera madridista y debutó con el primer equipo en San Mamés, ante el Athletic Club de Bilbao, el 12 de septiembre de 1999. En doce años y medio instalado en la elite ha visto desde el banquillo cuatro clásicos.

De los jugadores que se mantienen en activo en el Real Madrid, Iker se ha convertido en el 'clásico' del Clásico. Ha disputado 35 y ya sólo tiene por delante a Paco Gento (44), Manolo Sanchís (42), Fernando Hierro (39) y Raúl González (37).

Del rival su amigo Xavi Hernández, con quien compartió el último Premio Príncipe de Asturias del Deporte, tiene el mismo número exacto de clásicos, 35. El capitán azulgrana Carles Puyol puede disputar en el Santiago Bernabéu su trigésimo tercero.