Una España «distinta»

Sin Casillas ni Puyol y con Xavi muy «tocado» físicamente, la Selección se la jugará en París

Madrid- Todavía queda casi un año y tres meses para que el balón empiece a rodar en Brasil 2014, pero España juega una final el próximo martes. Antes, el viernes, espera Finlandia en Gijón, pero nadie duda de que el partido definitivo para la clasificación será ante Francia. Del Bosque y Deschamps no se cansan de decir que el choque importante es el inmediato, mientras ambos se dedican a preparar el que de verdad les preocupa y que les enfrentará con el liderato del Grupo I en juego. Después del empate de la ida en el Calderón, con aquel gol en el último minuto tras una pérdida de balón de Juanfran, la vuelta en París se presenta como definitiva para evitar la repesca, a la que sería condenado el segundo clasificado. Y como el resto de rivales (Georgia, Bielorrusia y Finlandia) no parecen capacitados para robar puntos a los dos favoritos, el mundo para España y Francia camino del Mundial se acaba el martes.

Precisamente por eso Xavi Hernández sigue en la concentración de Las Rozas a pesar de sus molestias musculares en la pierna derecha. El centrocampista del Barcelona es uno de los estandartes de «La Roja» junto a Casillas y Puyol, y como el portero y el defensa no están por culpa de las lesiones, no quiere marcharse también para casa sin apurar todas las opciones. Ayer los doctores le hicieron una serie de pruebas para comprobar el estado de su sobrecarga muscular y se tomó la decisión de que siga cuidándose con un solo objetivo: Francia. No jugará ante Finlandia y tratará de forzar para ser el cerebro ante los galos. España es líder por mejor diferencia de goles general, así que un empate en París la seguiría manteniendo en el primer puesto y dependiendo de sí misma para ir directamente al Mundial.

Con Iker fuera por primera vez desde 2007, aunque ayer ya recibió el alta médica y trabajó a tope en Valdebebas, parece que Valdés será el portero titular por delante de Pepe Reina, con más convocatorias en la Selección, pero en peor momento de forma.