Messi, sí o sí en San Mamés

El argentino volvió a ejercitarse con el grupo. No está al ciento por ciento, pero él tiene la última palabra.

Leo Messi se entrena con el resto de sus compañeros / Efe
Leo Messi se entrena con el resto de sus compañeros / Efe

El argentino volvió a ejercitarse con el grupo. No está al ciento por ciento, pero él tiene la última palabra.

San Mamés, templo histórico del fútbol español, que hace unas semanas agrandó más su leyenda logrando el récord de asistencia en un partido de la Liga Iberdrola, puede ser el escenario en el que el Barcelona frene la euforia del Madrid. La duda es si lo hará con o sin su estrella, Leo Messi. Él tiene la última palabra. «Tenemos que esperar al entrenamiento para decidir», fueron las palabras de Ernesto Valverde en la conferencia de prensa previa al choque contra el Athletic.

La primera incógnita no tardó en resolverse. Minutos después de las palabras del técnico extremeño, Messi saltó al césped de la ciudad deportiva Joan Gamper. Un ritual que no llevó a cabo el viernes y que hizo saltar las alarmas. ¿Podría haber recaído el argentino de su lesión en el muslo derecho? Los aficionados se imaginaban lo peor. Ayer volvieron a respirar tranquilos.

Después de realizar el entrenmiento con normalidad junto al resto de sus compañeros, tocaba despejar la segunda incógnita: ¿entraría Messi en la lista para el partido contra el Athletic? La respuesta es afirmativa, pero una vez más, será el «crack» quien tenga la última palabra.

«No quisimos arriesgar en el partido de Copa y mañana estamos en una situación parecida. Vamos a ver cómo se encuentra, si está al ciento por ciento jugará», señaló Valverde, que no dio pistas sobre si Messi estará o no de salida en San Mamés.

Los servicios médicos y el staff técnico no tienen prisa por su vuelta. Prefieren ser cautos y a pesar de que el choque frente al Athletic Club es muy importante, pesa más lo que está por venir: el encuentro de ida de los octavos de Champions contra el Olympique de Lyon y los dos duelos contra el Real Madrid. Uno de los cuales decidirá al finalista de la Copa del Rey.

Quien sí podrá estar seguro sobre el verde de la Catedral es Ousmane Dembélé. El francés, muy recuperado de sus molestias en el tobillo, volvió a ejercitarse con normalidad y podría salir desde el banquillo. El que sí tendrá un hueco en el once es Coutinho. El brasileño, muy irregular en lo que llevamos de temporada y que aún no ha encontrado su sitio en los esquemas de Valverde, podría beneficiarse de la lesión de su compatriota, Arthur. El centrocampista estará cuatro semanas de baja por una lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha.

En el equipo inicial también estará Malcom. Su gran partido contra el Real Madrid le devolverá una jornada más la titularidad. Quien ocupará el lugar de Arthur es el chileno Arturo Vidal. No tiene la clase del brasileño, pero es todo un seguro de vida para el ex técnico del Athletic, que hoy vuelve a la que fue su casa. «La política del Athletic permanece y permanecerá en el tiempo y en vez de considerarlo un problema creen que es una ventaja», argumentó Valverde sobre la que fue su casa. En un partido que es «fundamental» para el devenir azulgrana, los culés se agarran al nuevo tridente formado por Malcom, Suárez y Coutinho. Ellos será los encargados de dar problemas a Herrerín e intentarán que no se note la ausencia de salida del «10». Lo más previsible es que Messi arranque el partido en el banquillo y luego...