Fútbol

...y un homenaje

La afición valencianista desplegará una pancarta con el lema «Siempre agradecidos» en recuerdo a su etapa en Mestalla

La Razón
La RazónLa Razón

«Creo que Benítez merece la gratitud de la afición valencianista y respeto porque ha conseguido grandes cosas», dice Gary Neville, el actual entrenador valencianista. Benítez ganó dos Ligas y una Copa de la UEFA en el principio del siglo, en 2002 y 2004. El equipo llevaba más de treinta años sin ganar el campeonato español –el último título había sido el de la temporada 1970/71, con Alfredo Di Stéfano en el banquillo– y después no ha repetido éxito. Tampoco Benítez ha ganado más Ligas desde que abandonó Mestalla, aunque sí ha ganado la Copa con el Liverpool y con el Nápoles. Algo parecido sucedía con los títulos europeos. Desde la Recopa de 1980, también con Di Stéfano en el banquillo, el Valencia no había ganado un gran título en Europa hasta que Benítez ganó la UEFA en 2004. El actual preparador madridista sí ha sumado títulos internacionales a su palmarés tras la salida del Valencia. Ganó una Liga de Campeones y una Supercopa con el Liverpool, un Mundial de clubes con el Inter de Milán y una Liga Europa con el Chelsea.

No es extraño que la Curva Nord del estadio de Mestalla tenga previsto desplegar una pancarta con el lema «Siempre agradecidos» antes del encuentro contra el Real Madrid. Benítez también recuerda con cariño sus tres temporadas en el banquillo valencianista. «El partido será emotivo para mí. Y como de bien nacido es ser agradecido, digo que estoy muy agradecido al Valencia, a Valencia y a su afición. Espero que den todo por su equipo. Yo estoy muy agradecido por su trato y por todo lo que me dieron», afirma.

La de hoy será la primera ocasión en que Benítez visite Mestalla como rival desde que se marchó. Lo hizo en dos ocasiones antes de hacerse cargo del equipo valencianista, la primera con el Valladolid, en 1996. Los castellanos perdieron y Rafa Benítez fue destituido. Tres temporadas después, empató (0-0) como técnico del Extremadura.

El preparador madridista aseguró ayer que las valoraciones «hay que hacerlas al final de temporada». Le sirve para eso la experiencia como entrenador valencianista. La afición no siempre le quiso tanto como ahora parece y tampoco la directiva. A punto estaba de ser destituido en su primer curso como preparador del Valencia cuando perdía por 2-0 en el descanso ante el Espanyol en Montjuïc. El Valencia dio la vuelta al encuentro en la segunda parte, ganó 2-3 y a Benítez le cambió la vida.

Rafa espera que algo parecido le suceda en el Real Madrid, donde sigue siendo muy discutido a pesar de las últimas victorias del equipo. Su familia continúa viviendo en Liverpool, donde ha pasado las vacaciones, pero hoy, en su regreso a Mestalla, podrá sentirse de nuevo como si volviera a casa.