Sergio García firma un buen debut en Saint Andrews

Sergio García estudia el golpe durante la primera jornada en St. Andrews
Sergio García estudia el golpe durante la primera jornada en St. Andrews

Dustin Johnson lidera el Abierto de Estados Unidos tras la primera jornada con siete golpes bajo para, mientras el castallonense terminó con -2.

El golfista estadounidense Jordan Spieth firmó un sólido debut en el Abierto Británico, tercer 'grande' del año al que llega con la victoria en los dos primeros, una jornada inaugural este jueves en St. Andrews que lidera tras el turno madrugador su compañero de partida Dustin Johnson, a dos golpes con menos siete, mientras que el español Sergio García terminó en menos dos.

El mítico recorrido escocés se mostró amable con sus primeros inquilinos en esta 144 edición del torneo. La cuna del golf, con los 'greens' blandos y con algo de brisa y frío, fue asaltada desde los primeros hoyos por los muchos aspirantes. Entre ellos, el máximo favorito, el joven de 21 años de Texas que tiene una cita con la historia después de levantar el Masters y el US Open.

Spieth, rumbo al triplete

Spieth, que podría ganar también el tercer 'Grand Slam' del año y sumar un triplete que sólo logró Ben Hogan hace más de 60 años (1953), firmó una gran primera vuelta con cinco 'birdies' en los primeros nueve hoyos. Después, como el resto, sufrió más el recorrido escocés. Los 'bogeys' en el 13 y el 17, 'birdies' en el 11 y 18, le dejaron finalmente en menos cinco, a dos de cabeza. Su compañero de partido, Johnson, quien regaló al texano hace cuatro semanas el US Open con un triple 'putt', dejó atrás aquella fatídica situación y voló en St. Andrews. El norteamericano firmó una tarjeta libre de 'bogeys' con cinco 'birdies' y un 'eagle' que le permitieron cerrar el primer día del 'British' con menos siete, líder en solitario después del turno de la mañana.

Muchos golfistas hicieron los deberes en este día inaugural y muchos fueron los que sacaron partido de las buenas condiciones del campo y sobre todo de la ausencia de unas inclemencias meteorológicas que se esperan ya para el viernes. Atacando para lograr un buen resultado con el que sobrevivir a la jornada del corte, las tarjetas bajo par predominaron incluso en debutantes o jugadores amateur.

A un golpe del líder terminaron un grupo de cuatro golfistas encabezados por el australiano Jason Day y el escocés Paul Lawrie, quien se dejó el liderato con un 'bogey' en el 17. Además, nombres importantes como los sudafricanos Charl Schwartzel (-5) y Louis Oosthuizen (-5), último ganador en St. Andrews; o el inglés Luke Donald (-4) no defraudaron.

En cuanto a la representación española, Sergio García terminó su estreno en el Abierto Británico con dos golpes bajo par. Un debut comedido para el de Borriol, que comenzó bien con dos 'birdies' en los primeros seis hoyos pero que sufrió con la llegada de una segunda vuelta exigente. Un 'bogey' en el 17 impidió un mejor resultado para el castellonense, segundo el año pasado en su 'major' favorito.

Por su parte, el exnúmero uno del mundo Tiger Woods tuvo un aciago debut en un torneo que ha ganado en tres ocasiones, dos de ellas en este mismo St. Andrews. Como en seis de los últimos ocho 'grandes' que ha jugado, el 'Tigre' inició el torneo con 'bogey'. Un total de cuatro en los siete primeros hoyos que demostraron la presión que soporta el californiano, muy lejos de su mejor versión.

El 'birdie' del día le llegó en el hoyo 11 y terminó en un total de más cuatro. Lejos de cabeza y por tanto con pocas opciones de estar en la pelea. Sin duda la sequía de 'majors' de siete años para el 14 veces ganador en el 'Grand Slam' no atisba final cercano, viendo a un Woods que sufre y ni mucho menos disfruta como antaño. Ep