Deportes

Guardiola choca contra el techo de Pellegrini

Desde que llegó al Manchester City no ha conseguido alcanzar las semifinales de la Champions, como hizo el chileno en 2016

"No he venido aquí a ganar la Champions". Hay mensajes que te persiguen durante toda la vida y esa frase de Guardiola antes de jugar el partido de vuelta contra el Tottenham lo perseguirá, al menos, hasta el año que viene. Da igual lo que Pep quisiera decir. Da igual que esa frase no significara una renuncia a ganar el máximo trofeo continental. Da igual que Guardiola no reduzca su éxito a ganar un título concreto. Da igual.

Publicidad

Decía Bilardo a sus jugadores que sabrían si era buen entrenador cuando hubiera dejado de entrenarlos. Si entonces seguían haciendo cosas que habían aprendido con él, es que era buen entrenador. Pero el fútbol ya no tiene tiempo para mirar a tan largo plazo. La llegada constante de carretillas de dinero a algunos clubes, por ejemplo el Manchester City, hace que todo sea urgente. No queda tiempo para construir nada. Ni siquiera para Guardiola, el entrenador que más ha cambiado el fútbol en los últimos quince años.

Todo es urgente y la paciencia no existe. Sólo existen las trincheras. Y en ésas, a Pep se le ataca o se le defiende depende de quién dispare. Tampoco hay espacio para los matices. "Fallamos un penalti en la ida, creamos muchas ocasiones contra un equipo muy fuerte. Cometimos errores en los dos primeros goles, pero fuimos honestos, lo intentamos hasta el final. Lo que hemos hecho en estas dos temporadas es increíble", decía después del partido. Pero nada de eso cuenta. Tampoco cuenta que el gol de Llorente pudiera ser con la mano que el Tottenham prefiriera tirar la pelota fuera que jugarla para no correr el riesgo de que el City lo pillara descolocado en una contra. "Es duro y cruel perder así. Estoy totalmente a favor del VAR. Puede que el gol de Llorente sea mano, desde mi ángulo lo parece, desde el del árbitro, no", se lamentaba.

Guardiola no ha conseguido llegar a una final de la Liga de Campeones ni con el Bayern ni con el Manchester City. El equipo alemán lo había fichado para eso, pensando que era fácil después de que Heynckes hubiera ganado el triplete la temporada anterior, pero se quedó siempre en semifinales, eliminado por equipos españoles. Cayó ante el Real Madrid, el Barcelona y el Atlético. Con el City ha sido eliminado una vez en octavos y dos en cuartos de final. Guardiola ha conseguido imponer su estilo en la Premier, pero en las dos últimas temporadas lo han eliminado equipos ingleses. Primero el Liverpool, ahora el Tottenham.

Algo pasa cuando el City pasa al continente para que Pep no haya podido superar las semifinales de Pellegrini. Algo pasa para que Pep dijera después del partido de ida que a veces es mejor perder 1-0 que empatar. Con un empate, su equipo estaría ahora en las semifinales de la Liga de Campeones. Hay frases que te persiguen toda la vida.

Publicidad