Hacienda cree que Ronaldo no pagó lo suficiente

Considera que podría haber defraudado 15 millones. La Fiscalía debe decidir si el proceso va por la vía penal o por la administrativa.

Cristiano Ronaldo está en una situación delicada
Cristiano Ronaldo está en una situación delicada

Considera que podría haber defraudado 15 millones. La Fiscalía debe decidir si el proceso va por la vía penal o por la administrativa.

Las principales estrellas del Barcelona y el Real Madrid están contra las cuerdas. A los 21 meses, ratificados el martes por el Tribunal Supremo, a los que ha sido condenado Leo Messi por fraude fiscal se une la denuncia que Hacienda ha hecho a la Fiscalía por la presunta evasión de impuestos de Cristiano Ronaldo, por una cifra que ascendería a 15 millones de euros, entre 2011 y 2014. Son casos diferentes, para empezar porque tienen distintas formas de tributar: el barcelonista lo ha hecho siempre como residente fiscal en España y el madridista, como «impatriado», favorecido por la llamada «Ley Beckham», pero eso no quiere decir que por ambos lados no se pueda haber llegado a cometer un delito.

Otra de las diferencias es que Messi fue «pillado» y Cristiano pagó 5,6 millones y facilitó toda la documentación de sus movimientos económicos para regularizar su situación en junio de 2015. La investigación comenzó en diciembre de ese año. Pese a ello, los expertos consultados por este periódico aseguran que si Hacienda ha remitido el caso a la Fiscalía es que ve serios indicios de la posible comisión del delito. «Se puede debatir (de hecho, se ha hecho), pero allí no mandan cosas a medias», afirman las mismas fuentes. Consideran en Hacienda que los 5,6 millones pagados por el portugués no fueron suficientes ni servían para dejar su situación en paz. Que parte de su entramado se mantuvo oculto.

Corresponde, por tanto, a la Fiscalía presentar una querella por fraude fiscal o no hacerlo. En caso afirmativo, y si el juez lo acepta, el proceso se iría a la vía penal, donde las penas podrían ser duras, incluso de prisión. Las fuentes consultadas por este periódico ven más que improbable que el futbolista acabara en la cárcel, «pues las condenas se suelen pactar». Así ha sucedido, por ejemplo, con Mascherano.

La otra posibilidad es que la Fiscalía advierta que no había intención de defraudar, pues Ronaldo presentó toda la documentación. En ese caso, el proceso volvería a la vía administrativa, donde el delantero tendría que pagar lo supuestamente defraudado, más una multa más los intereses más otros costes.

También ha levantado suspicacias el hecho de que Hacienda haya tardado tanto en hacer la denuncia, aunque los expertos consultados consideran que el plazo es «normal». La Fiscalía tiene un mes para decidir, pues el 30 de junio prescribe el presunto delito de 2011.