FC Barcelona

¡Hay que espabilar!

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Aviso a navegantes... Los partidos hay que lucharlos hasta el final. No vale con golear en el Bernabéu y luego dejarse puntos en casa ante el Deportivo. Lo de Valencia fue un aviso, pero lo del sábado es un descuido intolerable. El Barça pensó que con el 2-0 estaba todo sentenciado y comenzó a pensar en el Mundial de Clubes.

Luis Enrique falló

De entrada, los cambios fueron el primer mensaje negativo. Luis Enrique, poco abonado a mover el banquillo en los últimos partidos, decidió dar entrada a Munir, Mathieu y Sergi Roberto. El técnico fue el primero en confiarse, transmitiendo que ya estaba todo sentenciado. La afición y los jugadores se contagiaron y empezaron a pensar en el viaje a Japón. Un error que se pagó demasiado caro. Hay motivos para reflexionar, tropiezos de este tipo cuestan una Liga.

Señalados

Luis Enrique no es el único que queda señalado tras esta semana. Esta vez los jugadores también deben hacer autocrítica. De hecho, el entrenador ya dejó claro tras el partido que no se va a olvidar del rendimiento que aportaron los que salieron. Pero no sólo Mathieu y Munir quedan marcados. El segundo gol viene provocado por un error de Sergio Busquets, quien acabó muy tocado. Es una lástima que sea precisamente él, un futbolista que aporta tanto, el origen del empate de los gallegos. Pero los mejores se equivocan.

La baja de Neymar

Messi va volviendo, pero aún anda lejos de su mejor nivel. El argentino marcó un golazo y luego se relajó como el resto del equipo. El tridente se resiente sin Neymar. Tanto en Alemania como ante los gallegos se notó demasiado su ausencia, y algunos comienzan a pensar que su figura es más determinante que el propio Leo.

Que aprendan la lección, que se pongan las pilas y ganen otro Mundial de Clubes que refuerce su moral.