Jon Rahm: «Quiero ser un Seve, un Tiger... el mejor»

Jon Rahm. Es vasco, odia perder, estudia en la universidad de Arizona State y ha sido en 2015 el número uno del mundo amateur. «Es sólo un paso adelante hacia mi gran objetivo», dice

Jon Rahm
Jon Rahm

Siendo de Vizcaya, cómo no iba a echar de menos la comida. «Es que es difícil comer bien en EE UU sin pagar mucho. Cualquier restaurante de España tiene mucha más calidad que los de aquí; eso sí, si quieres comer barato y rápido, éste es el sitio», explica Jon Rahm, de apellido alemán, de Baviera, aunque no sabe cuándo se mudaron a Bilbao sus antepasados; nacido en Barrika y estudiante de Comunicaciones en la Universidad de Arizona State. Allí, además de la comida, Jon echa de menos a la familia, claro, pero aparte de académicamente se está formando con una meta: «Ser el grande de la historia, ser como un Seve, un Tiger o un Nicklaus... Mi objetivo es ser el mejor», dice quien este año ha sido nombrado número uno amateur del mundo. «Mucha gente piensa que al llegar a ese punto cambian las cosas, pero en realidad no es más que un paso adelante hacia ese gran objetivo», continúa el golfista que ya ha probado con los «mayores» y ha estado a la altura. «Me veo con nivel de sobra para estar en el PGA tour», asegura. Ha competido en tres torneos profesionales, quedando quinto en uno de ellos. La próxima temporada jugará seguro en un «major», el US Open, y quizá lo haga también en el British, para el que tiene invitación.

De niño, Jon Rahm practicaba cinco deportes: era portero en el S.D. Plentzia, jugaba a pala, piragüismo, Kung Fu y, por supuesto, golf, del que ahora se considera «un adicto» y en el que no tardó en destacar, aunque su carácter le jugara alguna jugarreta. «De pequeño era un trasto. Soy extremadamente competitivo y odio perder. Por eso, a veces, más de las que hubiese querido, perdía los papeles. No estoy orgulloso de algunas cosas que he hecho, y pido perdón. También doy gracias a la RFEGolf: a pesar de mi carácter, me dieron mil oportunidades y no pararon hasta que me ayudaron a mejorar», reconoce uno de los becados del Programa Podium en esta disciplina. Los otros son Camilla Hedberg, Noemí Jiménez y Scott Fernández. «Es increíble lo que están haciendo con el futuro olímpico español. Muchos becados de Podium estarán en Río 2016 y otros, en 2020. Nos ayuda para entrenar y tener la ayuda económica para competir. Y en las redes sociales nos publican como estrellas. Siendo honestos, en España no se habla más que de fútbol y tenemos tantos campeones de Europa, campeones del mundo y primeros en el ranking mundial amateur que deberían darnos mas importancia», reflexiona un hincha del Athletic, al que sigue desde EE UU incluso si le coincide con un torneo. «Durante el US amateur me llevé el ordenador para ver la Supercopa de España, casi me echan por gritar tanto», recuerda. El golf vuelve al programa de los Juegos el año que viene. A Río no llegará, pero «ganar un oro olímpico sería un honor».

GOLF

- 283.849 licencias en España

- 2016 el golf vuelve al programa de los Juegos en Río. Ya fue deporte olímpico en París 1900 y San Luis 1904. «Es una oportunidad para que el golf, uno de los deportes más practicados del mundo, crezca más», opina Rahm

- ¿Sabías que? El golf es el primer deporte que se ha jugado en la luna. Alan Shepard jugó dos bolas antes del despegue de vuelta del Apolo 14