La última rúa de Iniesta

Paseo triunfal de los jugadores azulgrana por las calles de Barcelona para celebrar el doblete. Andrés y Messi fueron los más aclamados y Piqué, como siempre, el más revoltoso.

uis Suárez e Iniesta en el autobús con los trofeos que acreditan al Barcelona como ganador del doblete
uis Suárez e Iniesta en el autobús con los trofeos que acreditan al Barcelona como ganador del doblete

Paseo triunfal de los jugadores azulgrana por las calles de Barcelona para celebrar el doblete. Andrés y Messi fueron los más aclamados y Piqué, como siempre, el más revoltoso.

Cuando ya se había subsanado el error de las camisetas y los nombres de Arda Turán, Deulofeu y Mascherano ya figuraban en la relación de los campeones, llegó la felicitación del Real Madrid a la sede del club azulgrana. «Enhorabuena al @FCBarcelona.es por los títulos de Liga y Copa del Rey logrados esta temporada», rezaba la misiva madridista enviada poco antes de que los jugadores y el cuerpo técnico se subieran a un autobús para celebrar en la calle, con los aficionados, el doblete conseguido durante el presente curso.

Una celebración sencilla, sin alharacas, en la que más disfrutaron fueron los nuevos. Desde el animado Yerry Mina, colombiano, marchoso y casi inédito como futbolista, a los más tímidos y recatados Coutinho y Dembélé. El francés parece ya integrado en la plantilla y es el centro de las bromas de sus compañeros, principalmente de Piqué que parece tenerle un cariño especial.

El club prepara una fiesta mayor en el estadio para la última jornada. LaLiga todavía no ha confirmado la hora o si el partido frente a la Real Sociedad será el sábado o el domingo. Se espera que para esa fecha el nuevo presidente de la Federación –Rubiales o Larrea, que será elegido el día 17– pueda entregar al capitán Iniesta el trofeo que acredita al Barcelona como campeón de Liga. Está previsto un gran homenaje a Andrés en su despedida como azulgrana. Y habrá, al margen de los parlamentos habituales, sorpresas para que Iniesta se vaya del Barcelona con un gran recuerdo como se merece después de tantos años y 32 títulos.

Y es que el protagonista de la rúa, en la que Messi estuvo presente con su padre, fue Iniesta. Los gritos de los aficionados, las pancartas y los mayores aplausos iban dirigidos al tímido muchacho que llegó de Fuentealbilla para convertirse en uno de los mejores jugadores del mundo. Se merece un respeto, aunque Umtiti fue el primero que le bautizó con cerveza cuando Piqué comenzó las hostilidades con el líquido elemento.

Paseo, pues, triunfal, corto y entretenido por las calles de Barcelona para celebrar un doblete «sensacional». Ese es el adjetivo que le ha puesto Pep Guardiola en las redes sociales al éxito de su equipo del alma.