Tres medallas en un mes

Al bronce en Río y al posible oro de Londres, por los casos de dopaje, Lydia Valentín puede sumar la plata en Pekín por nuevos positivos

Lidia Valentín durante la prueba de 75 kg femenina

Al bronce en Río y al posible oro de Londres, por los casos de dopaje, Lydia Valentín puede sumar la plata en Pekín por nuevos positivos

Lydia Valentín (10-2-1985, Ponferrada) logró en Río la medalla y la foto que no la dejaron ganar en Londres... Y la que no la dejaron ganar en Pekín. Y es que la Federación Internacional de Halterofilia ha hecho oficial dos nuevos casos de dopaje que la podrían haber llevado al podio de los Juegos en 2008. Antes de viajar a Río ya se conocieron los positivos de las tres halteras que la antecedieron en Londres y ahora se suman los casos de dopaje en la capital china. En menos de un mes, Lydia ha ganado tres medallas. El bronce de Río, el oro de Londres y la plata de Pekín, aunque las dos últimas están pendientes de confirmación por parte del COI.

La haltera española finalizó quinta en Pekín, pero... La china y campeona olímpica, Lei Cao, dio positivo por hormona del crecimiento sintética. La bielorrusa Iryna Kulesha, cuarta, dio positivo por dehidroclormetiltestosterona. Hay más. En junio ya se anunció el positivo de la rusa Nadzda Evstiukhina, que fue tercera. Del quinto puesto, Lydia pasaría a colgarse la plata.

La levantadora española está pendiente de que se confirmen los casos de dopaje que la Federación Internacional de Halterofilia comunicó en junio y que podrían convertirla también en campeona olímpica en Londres. Más allá de la medalla y la foto de turno están los patrocinadores y el estatus que se adquiere con el oro olímpica. Lydia reclamará «daños y perjuicios» por recibir con varios años de retraso las medallas de Londres y Pekín al detectarse que algunas rivales se doparon. Los cálculos que se han realizado desde el entorno de la haltera fijan una cantidad en torno a los 300.000 euros no percibidos.

«Es vergonzoso que se haya producido algo así y, una vez que se cumpla el periodo estipulado de reclamación por parte de los deportistas –60 días– y el Comité Olímpico Internacional confirme oficialmente las clasificaciones de estos Juegos, daremos los pasos necesarios para que se me restituya en lo que es mío y de mi deporte», ha asegurado Lydia a Efe. La haltera española considera que se ha visto «muy perjudicada por estas situaciones, ya que no ha podido tener el protagonismo que habría ganado, ni disponer de los recursos que hubiera obtenido para poder realizar entrenamientos de mayor calidad».

Si el COI confirma sus medallas, Lydia se convertirá en la primera deportista española en conseguir tres metales en otros tantos Juegos seguidos. Y, ¿hay sospechas sobre los resultados en Río? «Todo deportista está libre de sospecha hasta que no se demuestre lo contrario, pero sólo pido que si se han realizado prácticas irregulares, se conozcan de inmediato en semanas o meses, porque no es normal que haya que esperar años», asegura. Según el presidente de la Federación Española de Halterofilia, Emilio Estarlik, la norcoreana y la bielorrusa que la antecedieron en Río estarían «limpias».