Ciclismo

Madrazo existe

El ciclista del Burgos BH se impone en la meta de Javalambre

Madrazo entra en meta celebrando su triunfo
Madrazo entra en meta celebrando su triunfo

Hay pocas cosas que puedan borrar la sonrisa de Ángel Madrazo y una de ellas es una victoria de etapa en la Vuelta. El ciclista de Burgos BH recibió el premio a su escapada, una más en esta carrera, que en principio sólo buscaba acumular puntos para su lucha por el maillot de líder de la montaña que luce desde el primer día. Un equipo pequeño, uno de los olvidados, y un ciclista modesto ganaron en el territorio de la España vaciada. «Teruel existe» reclamaba alguna pintada en el último ascenso. Y Madrazo, también.

El cántabro levantó el puño al cruzar la meta y cdespués, tirado en el suelo y sin dejar de llorar, repetía «No me lo creo, no me lo creo». Razones tenía para no creérselo. José Herrada y Jetse Bol, también del Burgos BH, le acompañaban en la aventura de salida. Los dos creyeron perderle de vista en las empinadas rampas de Javalambre. Quedaban seis kilómetros cuando el cántabro comenzó a perder pie. Pero nunca los perdió del todo. Recuperó terreno y volvió a perderlo antes de atacar en las rampas más duras, los tramos que alcanzaban el 16 por ciento de desnivel. Se fue y volvieron a atraparlo. Lo suyo era un ir y venir constante hasta que se fue y sus dos compañeros de escapada no pudieron más.

A Madrazo se le saltaban las lágrimas al cruzar la meta. Jetse Bol entró segundo aplaudiendo y levantando los brazos para celebrar la victoria de su compañero. El triunfo de Madrazo, al que todos llaman el «Gorrión» es el de la constancia. Su apodo viene de familia. Su padre era «El Águila de Cazoña». Y él, por degeneración, se convirtió en el «Gorrión». Sus primeros años fueron, en teoría, los mejores de su carrera, cuando pertenecía al Caisse d’Epargne primero y después al Movistar, pero nunca ha perdido la ilusión ni la fe.

Tampoco la perdió cuando casi lo atropella el coche de su equipo en la subida a Javalambre. «En ese momento he pensado que Dios estaba conmigo. Si no me ha tirado el coche, no me he caído bajando y mi compañero estaba ahí conmigo se me estaba poniendo a huevo», reconoce el ganador. Aunque pensó más cosas: «Santi [su director, que iba conduciendo], ¿por qué no tiras al otro?». Siguió empeñado en su triunfo y se convirtió en el primer ganador en la historia del observatorio astrofísico. Ahora, para celebrarlo, sólo quiere que su mujer le deje comprarse la PlayStation 4. «Ahora está de oferta, creo, a 295. Sois muchos, si ponéis cinco eurillos cada uno», bromeaba en la sala de prensa.

La pelea de Madrazo había sido por la etapa. La general se jugaba por detrás y Miguel Ángel López demostró que es el más fuerte cuando llegan las cuestas. Se escapó del grupo que había formado junto a Valverde, Roglic, Sepp Kuss y Pogacar. Sólo el esloveno y el campeón del mundo aguantaron en su persecución. Nairo Quintana y el líder, Nicolas Roche, viajaban por detrás, como Esteban Chaves.

Supermán ganó la competición de los favoritos. Valverde y Roglic se dejaron doce segundos. Quintana, 54. El nuevo líder es Supermán López, que cambia el maillot blanco de mejor joven por el rojo que designa al mejor de todos.

5ª etapa L’Eliana-Javalambre (170,7 kilómetros)

Ganador de etapa (premio Cofidis)

1. Ángel Madrazo (Esp/Burgos BH)

General (Maillot Carrefour)

1. Miguel Ángel López (Col/Astana)

Puntos (Maillot Skoda)

1. Sam Bennett (Irl/Bora)

Montaña (Maillot Loterías y Apuestas del Estado)

1. Ángel Madrazo (Esp/Burgos)

Joven (Maillot Feníe Energía)

1. Miguel Ángel López (Col/Astana)

Equipos (Premio Andalucía)

Movistar Team

Combatividad (Premio Continental)

José Herrada (Esp/Cofidis)