Motociclismo

Marc Márquez celebra el título con su 65ª Pole, nuevo récord de la categoría

Marc Márquez durante los entrenamientos en Australia
Marc Márquez durante los entrenamientos en Australia

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) sentenció con maestría su sexagésimo quinta mejor clasificación de entrenamientos y séptima de la presente temporada, al ser el más rápido en los entrenamientos oficiales para el GP de Australia

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) sentenció con maestría su sexagésimo quinta mejor clasificación de entrenamientos y séptima de la presente temporada, al ser el más rápido en los entrenamientos oficiales para el Gran Premio de Australia que mañana, domingo, se disputa en el circuito de Phillip Island. Márquez desempata así con Valentino Rossi y Jorge Lorenzo y se convierte en el piloto con más Poles del circuito.

La debacle de sus rivales por el título hasta Japón, los pilotos de Yamaha Jorge Lorenzo y Valentino Rossi fue total, pues el primero, que logró "in extremis"el pase a la segunda clasificación desde la primera, acabó duodécimo a más de seis segundos y medio del flamante campeón del mundo matemático de 2016, y el segundo, el italiano, protagonizó uno de sus peores entrenamientos, al firmar el decimoquinto mejor tiempo de la categoría.

Aunque los pilotos de Moto3 pudieron disputar sus entrenamientos oficiales con cierta "calma climatológica", loa situación empeoró al comienzo de la última tanda libre de MotoGP, la cuarta, pues cuando apenas iban once minutos de la misma Dirección de Carrera tuvo que mostrar bandera roja debido a la lluvia y un intenso viento que hacía imposible rodar en moto.

Hasta ese momento el estadounidense Nicky Hayden, que sustituye en el equipo Repsol Honda al lesionado Dani Pedrosa, era el más rápido, mientras que el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1), ni siquiera salió a pista, aunque sí lo hizo en la reanudación.

Y así acabaron los últimos libres, con una superioridad de Hayden de más de tres segundos sobre su inmediato perseguidor, el campeón del mundo, matemáticamente, de 2016, el español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), que fue el primero en probar el nuevo cambio de moto establecido por reglamento para 2017, con todos los mecánicos equipados con cascos.

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), el británico Cal Crutchlow (Honda RC 213 V) y los españoles Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) y Maverick Viñales (Suzuki GSX-RR) se tuvieron que jugar en la primera clasificación su pase a la segunda y, afortunadamente, lo hicieron sin la aparición nuevamente de la lluvia pero con la pista todavía muy mojada.

Crutchlow fue el más rápido en el tramo inicial, perseguido por Lorenzo, Rossi y Viñales, pero con el paso de los minutos la situación fue cambiando casi constantemente hasta que con la bajada de la bandera de cuadros "sentenciaron"su pase a la segunda clasificación el británico Crutchlow y el español Lorenzo y se quedaron fuera Viñales y Rossi, que a la postre acabó decimoquinto su peor resultado de toda la temporada en entrenamientos.

Y en esos momento, justo antes del inicio de la segunda clasificación, las previsiones meteorológicas del campeonato anunciaban una intensa lluvia algunos minutos más tarde, circunstancia que podía trastocar todos los planes, aunque todos los pilotos salieron a pista con los neumáticos intermedios.

Márquez salió al circuito y apenas completó la vuelta regresó a su taller, en donde los técnicos comenzaron a realizar cambios en su primera moto en tanto el alemán Stefan Bradl (Aprilia RS-GP) se colocó en una inesperada primera posición, superado poco después por el español Héctor Barberá (Ducati Desmosedici GP16), el británico Cal Crutchlow y el italiano Andrea Dovizioso (Ducati Desmosedici GP16).

Con menos de diez minutos de entrenamiento Marc Márquez regresó al trazado y la amenaza cierta de una intensa lluvia a sus espaldas en breves minutos. Una vuelta de lanzamiento y, en la siguiente, Marc Márquez ya era líder de la clasificación, aunque le duró poco pues tras él el británico Crutchlow se colocó tras la rueda del español Aleix Espargaró (Suzuki GSX-RR) para arrebatarle la primera posición, pero quedaban casi seis minutos de entrenamiento y en el siguiente giro volvió a recuperar la primera plaza.

La secuencia que encadenó Márquez tras su paso por talleres fue espectacular, con cuatro vueltas rápidas personales y tres de la categoría, para "endosar"un segundo y medio de diferencia a su inmediato perseguidor, Cal Crutchlow, que en la séptima vuelta que protagonizó le llevó prácticamente hasta los dos segundos de distancia sobre el español Pol Espargaró (Yamaha YZR M 1), por entonces segundo, luego rebasado por el británico.

La última vuelta, ya con la bandera de cuadros ondeando en la línea de meta fue espectacular para algunos pilotos, entre ellos Pol Espargaró, que recuperó la tercera plaza tras el rebufo de su hermano Aleix, a la postre cuarto, con lo que el más pequeño de los Espargaró regresó a la primera línea de salida de MotoGP más de dos después de ser segundo en el Gran Premio de Francia de 2014.

Jorge Lorenzo volvió a demostrar que las condiciones variables como las de hoy en Phillip Island, con zonas mojadas y otras secas, se le dan fatal y al final completó la segunda clasificación con el peor tiempo, duodécimo, a más de seis segundos y medio del piloto de Repsol Honda (6,615 segundos).

Héctor Barberá acabó décimo, con Maverick Viñales decimotercero, Álvaro Bautista (Aprilia RS-GP) en la decimoctava plaza y Esteve "Tito"Rabat (Honda RC 213 V), vigésimo primero.

Luthi suma su tercera mejor clasificación del año

El suizo Thomas Luthi (Kalex) sumó su tercera mejora clasificación de la temporada y la undécima de su carrera deportiva al ser el más rápido en la sesión oficial de entrenamientos para el Gran Premio de Australia de Moto2, en los que el español Alex Márquez (Estrella Galicia 0'0 Kalex) sufrió una fuerte caída.

Márquez se cayó casi al final de los entrenamientos y tuvo que ser trasladado, consciente, en ambulancia hasta el centro médico del circuito australiano para pasar la perceptiva revisión. A los pocos minutos de comenzar los entrenamientos el francés Johann Zarco (Kalex), el más rápido en las series libres, sufrió una caída que no le impidió regresar sobre la moto hasta su taller, pero sí le hizo perder unos minutos importantes mientras sus mecánicos reparaban los desperfectos en la misma.

Casi con la misma intensidad y ansia regresó a la pista, que no se encontraba en las mejores condiciones, y una segunda caída le dejó ya inédito para el resto de los entrenamientos al vigente campeón del mundo y líder de la categoría, que acabó décimo. En pista, en esos instantes iniciales, el italiano Simone Corsi (Speed Up) se encargó de marcar las referencias a sus rivales, 1:34.659, si bien poco después de lograr su mejor tiempo se iba también por los suelos, pero al igual que el francés pudo volver hasta su taller, aunque se vio relegado a la decimotercera posición.

Otro de los habituales en la lucha por el podio, el británico Sam Lowes (Kalex) también sucumbió a las condiciones de la pista australiana y, como en el caso de sus rivales, sin mayores consecuencias que el "arrastrón"por el suelo y su pertinente paso por talleres.

Esos avatares de la competición permitieron al japonés Takaaki Nakagami (Kalex) situarse líder de la categoría, pero con todo, como sus rivales, poco después acabó rodando por los suelos, si bien en su caso intentó controlar la caída y propició que la moto saliese disparada dando varias vueltas de campana y produciendo mayores daños en la mecánica, que su equipo no pudo reparar a tiempo para defender su primera posición.

Las caídas se tornaron una constante a lo largo de toda la sesión de entrenamientos de Moto2, mientras las argucias de unos, como el suizo Jesko Raffin (Kalex), le permitieron colocarse líder tras el rebufo de la moto del italiano Franco Morbidelli (Estrella Galicia 0'0 Kalex).

Su alegría duró poco, hasta que su compatriota Thomas Luthi lo superó, y también el italiano -Morbidelli- en la siguiente vuelta, que como muchos de sus competidores acabó por los suelos, en su caso por partida doble y en la segunda de las ocasiones con la moto destrozada, lo que le relegó al noveno lugar. A Raffin le sucedió al frente de la clasificación el alemán Sandro Cortese (Kalex) cuando se entró en el último minuto de la serie oficial de pruebas, en el que Luthi recuperó la primera plaza por delante del italiano Mattia Pasini (Kalex) y del británico Sam Lowes, en tanto que Alex Rins entró empujando la moto en la calle de talleres, tras quedarse sin gasolina en la misma recta de meta.

Rins no tuvo el santo de cara en ningún momento a lo largo del fin de semana y la guinda la puso la ausencia de gasolina, que le hizo llegar hasta su taller empujando la moto, y en una discreta decimosexta plaza.

Por detrás de Alex Márquez y Julián Simón (Speed Up), quien llegó a su taller andando, tras sufrir un leve percance con su moto. Axel Pons (Kalex) logró la decimonovena posición, con Edgar Pons (Kalex) en la vigésimo cuarta, por delante de Iker Lecuona (Kalex) e Isaac Viñales (Tech 3).

Binder, el más rápido en Moto3

El surafricano Brad Binder (KTM) sumó su quinta mejor clasificación de entrenamientos de la temporada al ser el más rápido para el Gran Premio de Australia de Moto3, por delante del francés Fabio Quartararo (KTM) y el italiano Nicolo Bulega (KTM). Jorge Martín (Mahindra) fue el mejor español de la categoría, en tanto que Jorge Navarro (Estrella Galicia 0'0 Honda), que se juega el subcampeonato del mundo con el italiano Enea Bastianini (Honda), acabó en la decimotercera posición y su rival decimosexto.

El tiempo no dio absolutamente ninguna tregua a lo largo de la jornada y una vez que los pilotos de Moto3 tuvieron que saltar a la pista para dilucidar el orden de partida para Australia, la lluvia comenzó a caer nuevamente sobre algunas zonas del asfalto, aunque los caprichos de la naturaleza hicieron que poco después cesase. Como si supiesen que la situación podría durar poco, todos los pilotos saltaron a la pista con prisas por conseguir que ese "hueco de la climatología"les permitiese obtener los mejores registros posibles y, en esas condiciones de premura climatológica, se desarrollaron los entrenamientos de Moto3.

Hubo dominio inicial del italiano Nicolo Bulega (KTM), que había sido el más rápido en los primeros libres, pero poco después le superó el francés Fabio Quartararo (KTM), ya con unos registros muy inferiores al del resto de entrenamientos libres y entre ambos pilotos se estableció un bonito duelo en la primera parte de las pruebas oficiales, si bien había todavía mucho tiempo efectivo por delante para que todo cambiase.

Con más motivo en el caso del italiano Bulega, que sufrió una caída poco después que condicionó su rendimiento al verse forzado a entrar en su taller, puesto que al final de las tandas libres no había pasado de la decimoctava plaza, justo entre medias de los españoles Juanfran Guevara (KTM) y Joan Mir (KTM).

Guevara fue otro de los pilotos que no estuvo demasiado afortunado pues poco después de conseguir su registro en la sexta vuelta, que le situó noveno, se fue por los suelos en la curva doce y quedó inmóvil muy cerca de la pista, lo que obligó a la Dirección de Carrera a mostrar bandera roja para que pudiese ser asistido por los médicos de la competición cuando quedaban poco más de cuatro minutos para la conclusión de los entrenamientos.

El piloto, consciente en todo momento, fue evacuado en ambulancia a la clínica del circuito para poder evaluar el alcance de su posible lesión, que luego no fue tal pero le relegó al vigésimo cuarto lugar, mientras los entrenamientos se reiniciaron poco después con el surafricano Brad Binder (KTM), matemáticamente campeón del mundo de la categoría desde Motorland Aragón, marcando las referencias a sus rivales. Ese tiempo "extra"fue el que permitió a los mecánicos de Nicolo Bulega acabar de reparar los daños sufridos en la moto tras la caída del italiano, quien en cierta medida compensó el escuerzo marcando en esos cuatro minutos un mejor tiempo que le hizo ascender hasta la tercera posición, sólo superado por la magistral última vuelta de Brad Binder, que metió casi ocho décimas de segundo a su inmediato perseguidor, el francés Quartararo.

El mejor español de la jornada oficial fue Jorge Martín, al manillar de una de las Mahindra del equipo de Jorge Martínez "Aspar", con Joan Mir (KTM) undécimo, Jorge Navarro (Estrella Galicia 0'0 Honda) en la decimotercera, la fémina María Herrera (KTM), justo tras él, Arón Canet (Estrella Galicia 0'0 Honda), que sufrió una caída sin consecuencias, vigésimo segundo, con Albert Arenas (Peugeot) vigésimo séptimo y Marcos Ramírez (Mahindra), trigésimo primero.

Efe