Marc Márquez da una lección en MotorLand y se deja el título de MotoGP a tiro para Tailandia

El español Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V) ha conseguido su cuatro triunfo consecutivo en el Gran Premio de Aragón de MotoGP que se ha disputado este domingo en el circuito Motorland de Alcañiz.

Lo tenía claro Márquez. La estrategia estaba muy bien definida: escaparse y ganar la carrera con suficiencia para dejarse el título de MotoGP a tiro en el comienzo de la gira asiática. Dicho y hecho. Marc ha firmado el monólogo que todos esperaban en Alcañiz y ha disparado su ventaja en el Mundial hasta los 98 puntos sobre Dovizioso, que ha sido segundo y tratará de alargar el desenlace de este 2019 lo más posible.

En Tailandia tendrá el español su primera bola de título y sólo necesita quedar un puesto por delante de Dovizioso entre los cinco primeros para certificar matemáticamente su cuarto título consecutivo de MotoGP. Se trata de sumar dos puntos más que su rival para que la fiesta pueda comenzar, y hacerlo incluso antes que otros cursos, en los que Japón fue donde cantó el alirón.

Lo que ha sucedido en MotorLand es lo que estaba previsto. No hubo lucha entre Marc y el resto, porque habitan el planetas distintos ahora mismo. Su ritmo era infernal para el resto, que ya antes de salir del box estaban concienciados de que el objetivo era pelear por el segundo y el tercer lugar. El primero ya estaba definido y era para el número 93.

Su estrategia era tomar cuatro o cinco segundos de ventaja y después mantenerla. Riesgos, los justos para evitar imprevistos. El plan le salió bordado, en las primeras vueltas alcanzó el margen que buscaba y después fue calcando los tiempos y mirando por el retrovisor con tranquilidad. Tanta, que los últimos doscientos metros los ha hecho de pie sobre la moto y saludando al público.

Por detrás, Dovizioso sudaba para ser segundo por delante de Miller y de Viñales, que perdió el podio en la parte final de la carrera. Las Ducati eran más rápidas que la Yamaha, así que Maverick tuvo que rendirse.