Analizamos la Graphene Touch Alpha Motion de Eli Amatriain

Analisis Pala Eli 2017
Analisis Pala Eli 2017

Queremos mostrarte el análisis que hemos hecho de una pala de control total, la nueva Graphene Touch Alpha Motion de la navarra Eli Amatriain, una jugadora todo elegancia y dominio de la pelota dentro de la pista.

Su nuevo arma Head Padel para esta temporada sigue las líneas de lo mostrado en su última creación, pero le añade algún nuevo material para seguir siendo una pala con la que manejar la pelota como si fuese un guante.

Lo primero que destaca nada más cogerla es su reducido peso, de ahí que sea una pala muy manejable, con la que poder mover el brazo en partidos largos sin que aparezca el cansancio. Además de ello, su otra gran característica es su amplio punto dulce, muy al gusto de su creadora, por lo que dará un poco más igual dónde se golpee la bola, ya que casi en el 100% de los golpes irá muy bien dirigida.

La precisión es otro de sus rasgos, ya que gracias al grafeno se consigue una gran sensación en el golpeo y un toque muy suave; obviamente, no es una pala para pegadores, sino para aquellos que desean sentir la bola, tocarla como si la golpeasen con la mano.

Desde el fondo de la pista es donde tiene un mejor comportamiento, ya que ayudará tanto a llevar los globos muy al fondo como a sacar las bolas más comprometidas.

Su forma de diamante, unida a la goma Ultrasoft Foam, le proporcionan también un buen juego cerca de la red, ya que ayuda a ajustar las bolas al fondo, pegadas al cristal y aunque no vayan muy rápidas, sí muy colocadas, de ahí que los más técnicos se vean favorecidos por esta nueva vuelta de tuerca respecto a su predecesora, mejorada y más eficiente en los aspectos en que ya destacaba; además, la citada goma absorbe muy bien las vibraciones, algo que agradecerán los jugadores que sufran problemas de epicondilitis o sobrecargas.

En el plano ofensivo, como decimos, no alcanza sus mejores prestaciones, pero aun así te permite, si golpeas correctamente, traerte la bola a tu campo, aunque insistimos, está más ideada para los jugadores defensivos que gustan de trabajar el punto con largos intercambios y no para los rematadores más puros. Por otro lado, la disposición de sus agujeros, de mayor a menor tamaño hace que también el punto dulce aumente.

Si hablamos de la estética, su diseño sigue siendo elegante pero concede algún toque más desenfadado con una cara de cada color (naranja y azul), pareciendo de esta manera que se tienen dos palas en una.

En definitiva, una gran recomendación para todos aquellos que gustéis de un juego de control y que queráis sentir con mucha fluidez el tacto de la bola.

P.V.P.: 239, 95 €

(@PadelSpain) / PadelSpain