Leo Padovani: ''Decidí dejar de jugar porque empecé a especializarme en los eventos''

Leo Padovani, junto a sus jugadores Fede Quiles y Jordi Muñoz
Leo Padovani, junto a sus jugadores Fede Quiles y Jordi Muñoz

El marplatense Leo Padovani colgó la pala por seguir su andadura en este deporte desde su rol de empresario. El paso a la docencia siempre le gustó y después de 20 años de experiencia profesional entrena y asesora a jugadores que prometen grandes emociones dentro de la pista como son Federico Quiles y Juan Martín Díaz.

Con éste último le une un vínculo amistad-coach, ya que comenzaron juntos a jugar al pádel y aún lleva clavada la espinita de no haber podido levantar más títulos en la época en la que fueron compañeros.

World Padel Tour ha hablado con el ex jugador. Una entrevista en la que podemos conocer más detalles sobre él y sus sensaciones del pádel actual.

World Padel Tour: ¿Cómo está la situación del pádel actual?

Leo Padovani: Yo empecé a jugar en Argentina a nivel profesional en el 93-94 que era la mejor época para el país. Había un buen circuito, que se jugaba en varias ciudades por toda Argentina. Estaba muy afianzado, se jugaba en pabellones con mucha gente, parecido a lo que es ahora el circuito aquí en España. Después el país se vino un poco más abajo en el tema de los torneos, y justo coincidió que los jugadores nos vinimos para España. En mi caso lo hice en el 97 y el circuito no era tan profesional, era más modesto.

La evolución de verdad se ha empezado a notar con la llegada de World Padel Tour. Ahora los torneos son todos iguales, mismo formato, la calidad del torneo cada vez es mejor . Creo que igual que se ha mejorado el circuito, hemos ido mejorando los jugadores. Se han profesionalizado, se toman todo mucho más enserio. Desde la era World Padel Tour se ha notado una evolución y yo creo que esa es la línea que hay que seguir. El pádel hoy está donde tienen que estar. Hemos aprendido los jugadores y los organizadores. World Padel Tour está haciendo un esfuerzo muy grande a nivel internacional y el camino es ese, pensar en el futuro, que crezca más a nivel internacional y a nivel televisión. Pero creo que vamos por el buen camino. WPT está haciendo un esfuerzo que todos debemos continuar.

W.P.T.: ¿Cuando llega el momento de colgar la pala?

L.P.: En mi caso fue en junio de 2010 en Benicassim con Juanjo Gutiérrez. Pero en realidad ese año ya no tenía compañero fijo y decidí dejar de jugar en aquella época porque me empecé a especializar en el mundo de los eventos. Organizaba circuitos, clínics, y ya no podía viajar tanto. También fui padre, y me costaba mucho estar tanto tiempo fuera de casa. Sobre todo cuando ya no estás obteniendo buenos resultados. El hecho de que no acompañaran los resultados y que me empezó a gustar el tema de los eventos, me impulsó a dejarlo. Preferí dedicarme más a la organización.

W.P.T.: ¿Se puede vivir como empresario dentro del mundo del pádel?

L.P.: En el tema de los eventos hay mucha competencia. Hay muchas marcas, muchas empresas. Ahora mismo está muy difícil pero considero que si haces las cosas bien, cuidas al cliente, y sigues ahí apostando por el deporte sí se puede vivir. Con la crisis bajó bastante, porque las empresas ya no invertían tanto dinero en el pádel. La crisis perjudicó e hizo que se organizaran menos cosas. Se vendieron menos palas, había menos patrocinadores... Pero desde el año pasado hay más alegría y se empieza a ver la luz. Creo como te digo, que si haces las cosas bien se puede vivir del pádel. Evidentemente también depende del sitio donde abras el club y de que no sea un lugar que esté saturado, pero en general creo que sí que se puede vivir.

W.P.T.: ¿Cómo empezaste con tu faceta de coach?

L.P.: La verdad que siempre me ha gustado mucho. En el año 97, me vine a España pero como todavía no podía competir porque no tenía la residencia, estuve entrenando y dando clases a chicos jóvenes. Dar clases y entrenar es algo que me gustó siempre. Y en su momento lo dejé de hacer cuando ya obtuve la residencia y comencé a jugar. Después de dejar la pala, llegó el momento de entrenar con Federico Quiles. Él me pidió si le podía echar una mano para entrenar, y la verdad me ha encantado la experiencia. Estuvimos muy a gusto entrenando con Jordi Muñoz hasta final de año. Me ha gustado tanto que repito la experiencia este año. Además creo que se me da bien. Creo que en algo puedo ayudar a los jóvenes.

W.P.T.: ¿Te pica el gusanillo de volver a agarrar la pala?

L.P.: Ahora no, desde hace dos o tres años ya no. La verdad que me gusta mucho seguir viendo los partidos (veo siempre el streaming). Me gusta tanto el deporte que al final me conformo con verlo, juego algún torneo de veteranos con Gaby Domínguez que es muy amigo mío. Y bueno, como ahora estoy en pista con los chicos de momento es suficiente.

W.P.T.: Este año tienes el reto de entrenar a Juan Martín Díaz y Cristian Gutiérrez entre otros. ¿Podrás devolverle la confianza a Juan Martín?

L.P.: El reto de entrenar a Juan y a Cristian, creo que es un reto para todos. Para mí, para Cristian, para Juan y para el preparador físico Pablo Bernardi, que va a venir desde Mar de Plata para hacer equipo. Pablo, nuestro psicólogo Óscar Lorenzo y yo lo estamos entrenando para que Juan vuelva a ser el número uno. Ése es nuestro objetivo porque los dos tienen el talento suficiente y están haciendo las cosas bien desde el primer día para conseguirlo.

Hoy en día a Juan hay que seguir exigiéndole porque está en condiciones de seguir en lo alto. De este año 2015 me quedo con el hecho de que ha ganado el Máster. Creo que la próxima temporada Juan y Cristian van a estar ahí y nuestra idea es que peleen por el número uno. Si lo entrenase pensando que no va a estar peleando por el número uno, creo que directamente me quedaría en casa. El objetivo es que Juan y Cristian estén arriba. Estoy muy ilusionado también con Fede Quiles, que va a jugar con Seba Nerone y creo que van a ser una pareja que va a dar mucho de qué hablar. Están con muchas ganas y van a pelear. Creo que hay que tenerlos en cuenta. Tengo buena materia prima (risas).

W.P.T.: ¿Con quién volverías a jugar?

L.P.: De volver a jugar volvería a jugar con Juan Martín. Porque me hubiera gustado acompañarlo un poco más. Empezamos jugando muy jóvenes y después él siguió y yo no. Me hubiera encantado ganar algún torneo más, aunque considero que ya hicimos bastante juntos.

W.P.T: ¿Quién es el mejor jugador?

L.P.: Más que mejor jugador, diría que es uno de los mejores...Para mí y por eso pienso que puede volver a estar arriba, es Juan Martín Díaz. Creo firmemente que va a ser su año, es el que más carisma tiene y creo que esta temporada va a dar guerra. Pero lo que realmente queremos todos es verlo disfrutar en la pista. ¡Por eso hicimos un equipo de marplatenses! Queremos que disfrute lo que le queda que aún tiene cuerda para rato.

Tras nuestra ilustrativa charla con estos cuatro grandes profesionales sacamos varias conclusiones. Que este deporte te cala en lo más profundo. Que quien tuvo, retuvo. Y que los avances del pádel continúan yendo a paso firme.

(@padelspain)