Puerta 55: «¡a por el triplete!»

La Razón
La RazónLa Razón

El madridismo sigue en estado de euforia tras la nueva exhibición de su equipo en Granada. Los aficionados «saborearon» los cuatro goles con la impresionante comida del restaurante Panenka.

«El señor gol de James»

Menudo estruendo sonó en la sala VIP del local de moda... Los culpables fueron James y su socio Benzema. El debate estaba servido. Según Jorge, uno de los comensales, fue «un golazo»: «Qué barbaridad, qué lujo». David, su amigo, rebajaba la euforia y defendía que había sido «un churro». Lola, una madridista acompañada de su marido, lo tenía claro: «Dejaos de tonterías, lo del colombiano ha sido un señor gol, uno de los goles del año». Lola dio en la diana...

¿De qué planeta es?

Lo ven en el Bernabéu cada fin de semana, pero no deja de impresionarles: «¿Pero de qué planeta es Cristiano?», me decían un par de socios, de esos que no se pierden un partido: «17 goles son una locura, Nacho, si sigue con esta media el “monstruo” va a acabar marcando 70». «Es un fuera de serie», asentía el otro. Para el socio blanco no hay duda: «Cristiano es nuestro líder. Ni alemanes ni nada, se va a a llevar el Balón de Oro».

Isco, James, Bale...

Son los tres nombres que bailan y crean tertulia cuando le pides a un «vikingo» que te haga un once tipo del Madrid. El sábado pude comprobarlo una vez más: «Qué partido el de Isco, tiene que ser titular sí o sí». Entonces intervine en el debate abierto: «Y cuando vuelva Bale, ¿a quién quitas?». La respuesta no se hizo esperar: «No lo sé, pero Isco tiene que jugar y James también. Todos no caben y eso es un problema pero... bendito problema ¿no?».

La mejor plantilla

Qué cambiante es el fútbol. Hace mes y medio Chamartín parecía un drama tras caer en San Sebastián frente a la Real Sociedad y en el Bernabéu ante el Atlético. Entonces aún había quienes se acordaban de Di María y Xabi Alonso. Esta vez escuché frases como éstas en Panenka: «Di María no era tan importante. Y Xabi estaba muy veterano. ¡Pero si ahora tenemos la mejor plantilla del mundo!». Los aficionados quieren resultados y si llegan y además con un fútbol espectacular, ya puede estar de mediocentro «perico el de los palotes», que a ellos les vale.

Euforia total

A medida que caían los goles en Granada, los merengues se venían arriba y más que apostar, casi sentenciaban: «Este año cae el triplete», decían los más crecidos. «Apetece una Liga y ésta no se nos va a escapar», apuntaba otro con tono de seguridad.

Fútbol en el Panenka

Y, por cierto, no hay mejor lugar para ver el fútbol en todo Madrid. Trato cálido y cercano, comida de lujo como el fútbol del líder REAL, y pantallas de todos los tamaños para disfrutarlo. Su sala Vip para «degustar» los partidos del Real Madrid es, sencillamente, espectacular.