Deportes

Raúl Chapado explica cómo lograron que dieran a Orlando Ortega su bronce en 110 vallas en el Mundial

Raúl Chapado, presidente de la Federación Española de Atletismo (RFEA), explicó en una entrevista con LA RAZÓN cómo consiguieron que a Orlando Ortega le dieran la medalla de bronce tras haber quedado quinto porque el jamaicano McLeod lo molestó:

Publicidad

-Raúl Chapado: Primero fue decepción, hubo confusión, porque allí en directo veías que Orlando estaba luchando por las medallas y de repente no estaba ahí. “¿Qué ha pasado?”, nos preguntamos. Orlando estaba compitiendo bien, aunque era una final imprevisible porque había cinco corredores, según las semifinales que se disputaron una hora antes, en menos de una décima, y si a eso le añades diez obstáculos por delante, puede pasar cualquier cosa: desde ganar un oro a quedar quinto. Cuando vemos las imágenes lo primero que hacemos es una reclamación. Descalifican al jamaicano, pero entienden que por las circunstancias no se puede repetir la final, aunque el reglamento lo refleja, ha pasado otras veces, el problema es cómo se resuelve esa situación en una final, porque los atletas que había no tenían nada que ver y yo si hubiese sido al revés y Orlando es el que gana, no quiero que se dispute esa final nunca más. Nosotros lo que decíamos es que al final de los nueve atletas, hubo uno que durante toda la carrera no ha podido competir en igualdad de condiciones, con lo cual no es una competición justa, por lo tanto no puedes decir: “Mala suerte”. Eso sería si alguien, por ejemplo, tropieza y te arrastra, pero cuando alguien va incumpliendo el reglamento y te molesta toda la carrera... Eso es lo que peleamos. Fuimos a Apelación, dicen que no, sus resoluciones son inapelables salvo que presentes nuevas pruebas, pero ellos se habían centrado en la acción del final. Había una decisión en martillo que nos abrió un poco la puerta, y pusimos un argumento jurídico con el que se quedaron sin salida. La solución más justa, no sé si la mejor, era compensar con una medalla. Y nosotros estamos contentos, porque al menos se entendió que él no corrió de forma justa.

-¿Pero no fue una solución improvisada?

-Raúl Chapado: Si alguien te va agarrando desde el minuto uno no se puede competir, entonces no sería un deporte justo, y aunque el fundamento no está en base a reglamento, el reglamento dice que si hay una decisión que extrarreglamentaria tiene que estar justificada, como es el caso de ésta. No siento que hayamos ganado una medalla en los despachos, sino que siento que algo que se le quitó en la pista se recupera.