Ronaldo, condenado a 23 meses de cárcel y 19 millones de multa por fraude

El portugués ha estado en la Audiencia unos 50 minutos para ratificar el acuerdo. Tuvo que desfilar ante las cámaras y firmó varios autógrafos

Cristiano Ronaldo ha ratificado hoy en el juicio el acuerdo de conformidad con la Fiscalía de Madrid, por el que ha sido condenado a 23 meses de prisión -que no cumplirá- y a una multa de 18,8 millones de euros por eludir el pago de 5,7 millones a Hacienda.

Cincuenta minutos ha estado Cristiano Ronaldo en la Audiencia Provincial de Madrid, donde ha ratificado el acuerdo de conformidad con la Fiscalía de Madrid, por el que ha sido condenado a 23 meses de prisión -que no cumplirá- y a una multa de 18,8 millones de euros por eludir el pago de 5,7 millones a Hacienda. Ha sido rápido y el portugués no ha dado muestras de insatisfacción ni a la llegada ni a la salida. Como si se tratase una zona mixta que se instala después de los partidos, Ronaldo ha desfilado a la entrada y la salida de la Audiencia ante los medios, ha firmado autógrafos y se ha ido diciendo apenas: "Todo ha ido bien". Sin más.

La Audiencia parecía el Santiago Bernabéu en días de encuentro importante por el número de periodistas que intentaban imaginar que no hacía frío en el invierno de Madrid. Aunque Ronaldo no parecía tenerlo. El futbolista ha llegado a la Audiencia en una furgoneta oscura, acompañado de Georgina, que le ha dado la mano durante todo el paseíllo ante los periodistas y las cámaras. Ronaldo, con zapatillas blancas, de oscuro y gafas de sol moradas pese al días gris en Madrid ha mirado al frente, más sonriente que serio, ha firmado autógrafos y ha entrado. Una vez dentro ha firmado el acuerdo y ha cerrado ya cualquier vínculo que tenía con España. En verano se marchó del Real Madrid y sólo le quedaba terminar con su problema fiscal. Ya lo ha hecho. Pese a que se negaba a considerarse culpable, al final ha tenido que llegar a un acuerdo para no sufrir una pena mayor. El exdelantero del Real Madrid reconoció los delitos fiscales de los que le acusa la Fiscalía.

El plan de Ronaldo era llegar a este punto de sus problemas judiciales sin aparecer. Su primera intención era presentarse por medio de una videoconferencia, pero se le denegó y ayer se supo que la Audiencia Provincial también dijo que no a su petición de llegar con el coche hasta el parking y evitar la nube de periodistas y, sobre todo, fotógrafos que esta mañana han inmortalizado su paseo hasta los juzgados. En un acuerdo gubernativo, firmado por el recién nombrado presidente de la Audiencia, Juan Pablo González, consideraba que, a pesar de la gran notoriedad del acusado, nada acredita que se vea comprometida su seguridad en lo que respecta a su acceso a las instalaciones judiciales. La Policía evitaba el paso a los periodistas, que han soportado el frío con paciencia para grabar los apenas 10 segundos de los paseos de Ronaldo.

Desde que se supieron sus problemas con Hacienda, éste ha sido uno de los problemas que más desvelos le ha causado. Siempre se consideró inocente de las acusaciones e intentó defenderse hasta el final. Para evitar una pena mayor, sus asesores le hicieron cambiar de idea. Ayer falló un penalti con la Juve y hoy ha firmado una condena que no quería firmar, pero que le evita mayores problemas. Se ha ido como ha llegado, sonriente, y firmando varias camisetas. Cuando se acercaba a la valla, las cámaras se movían y empujaban buscando el mejor ángulo. Era un asunto judicial, pero parecía una premiere de una película. Sin decir nada más, Ronaldo se ha marchado ya, para siempre, de Madrid.

El plan de Ronaldo era llegar a este punto de sus problemas judiciales sin aparecer. Su primera intención era presentarse por medio de una videoconferencia, pero se le denegó y ayer se supo que la Audiencia Provincial también dijo que no a su petición de llegar con el coche hasta el parking y evitar la nube de periodistas y, sobre todo, fotógrafos que esta mañana han inmortalizado su paseo hasta los juzgados. En un acuerdo gubernativo, firmado por el recién nombrado presidente de la Audiencia, Juan Pablo González, considera que, a pesar de la gran notoriedad del acusado, nada acredita que se vea comprometida su seguridad en lo que respecta a su acceso a las instalaciones judiciales. La Policía evitaba el paso a los periodistas, que han soportado el frío con paciencia para grabar los apenas 10 segundos del paseo de Ronaldo.