Baloncesto

Sergio Rodríguez: «Doncic tiene que disfrutar como hasta ahora»

El base español se cita con LA RAZÓN gracias a Bridgestone. El «Chacho» es un hombre feliz después de su primera temporada en Rusia

Sergio Rodríguez, junto a Javier Gómez Noya y Lidia Valentín, en el evento de Bridgestone
Sergio Rodríguez, junto a Javier Gómez Noya y Lidia Valentín, en el evento de Bridgestone

El base español se cita con LA RAZÓN gracias a Bridgestone. El «Chacho» es un hombre feliz después de su primera temporada en Rusia.

Menos de una semana después de cumplir 32 años, Sergio Rodríguez se cita con LA RAZÓN gracias a Bridgestone. El «Chacho» es un hombre feliz después de su primera temporada en Rusia. En dos meses volverá a ser padre y habla de su renuncia a la Selección para la próxima ventana FIBA, del año en Moscú, de Doncic...

–¿Qué tal le han sentado los 32?

–Muy bien. Cada año pasan las cosas más rápido y se valora más todo lo que logras. Se va notando la edad así que ahora lo que toca es recuperar bien, descansar y desconectar del día a día porque cada año las exigencias, y no sólo a nivel de equipo, son mayores. La edad se va notando, pero la experiencia ayuda a llevarlo mucho mejor.

–¿Por qué la renuncia a la Selección para la próxima «ventana FIBA»?

–En este momento de temporada y de mi carrera hay que cuidar mucho los problemas físicos. Después de la Final Four terminé tocado y es mejor no arriesgar, descansar y resolver los problemas de final de temporada por las cargas que tienes. Hay que prepararse bien en verano para llegar en condiciones a la Selección en septiembre y a la temporada que viene.

–¿Se plantea en un futuro a medio plazo, por ejemplo para los Juegos de Tokio, el adiós a la Selección?

–No lo sé. Hay que ir viendo en cada momento, cómo te vas sintiendo. Llega un momento en la vida en el que ya no sólo eres tú. Tengo una hija de tres años –Carmela– y viene otra porque mi mujer –Ana– está embarazada de siete meses y es complicado. Durante el año pasas muchos meses en los que estás a otra cosa y no puedes darle el tiempo que te gustaría, pero también es verdad que jugar con la Selección es algo maravilloso y que nos encanta.

–¿Se irán los cuatro el año que viene a Moscú?

–Sí, sí, quizá las primeras semanas me vaya solo, pero luego estaremos todos juntos. Ellas están encantadas con la vida en Moscú. Hemos encontrado una forma de vida muy buena, en la guardería, donde entreno, es una vida diaria sencilla y muy facil de llevar. Estamos muy contentos y disfrutando la experiencia. Me queda este año de contrato y una opción para un tercero y quiero cumplirlos todos porque nos han acogido muy bien.

–Liga Endesa, Euroliga, NBA... ¿cómo es la competición en Rusia?

–Es cierto que hay menos partidos que aquí, pero hay cinco equipos de nivel Euroliga: Khimki, San Petersburgo, Lokomotiv, Unics y nosotros. Y luego hay equipos con mucho talento. Me ha sorprendido. Pensaba que el nivel era más bajo. Quizá el nivel medio no sea como en la ACB, pero los primeros cinco o seis equipos son muy buenos.

–¿Se veía en Moscú ambiente de Mundial de fútbol antes de que se viniera a España?

–Sí porque en los dos últimos meses la gente estaba en la calle, en los parques. Moscú es una ciudad que me ha sorprendido para bien. He vivido en Nueva York, San Francisco, Filadelfia, Madrid... y la oferta que Moscú tiene de ocio, para hacer cosas para adultos y para niños es muy grande. Nos hemos sentido muy cómodos y las facilidades que he tenido este año no las he tenido a lo largo de mi carrera: entrenaba a cinco minutos de donde vivíamos, tengo una parada de metro y tardo cinco minutos en ir al centro, la ciudad está muy preparada... es cierto que el clima, a veces, es complicado, pero están muy preparados. Quizá lo peor sea que mucha gente allí no habla inglés.

–¿Cree que Doncic hace bien marchándose ya a la NBA?

–A Luka no hace falta decirle nada. Ha demostrado en los últimos cinco o seis años que es un chaval muy maduro, que disfruta haciendo lo que hace, que va mejorando cada día en aquellos aspectos del juego que tiene que mejorar y tomará la decisión que más le llene, lo mejor para él. Se trata de que disfrute como hasta ahora. Tiene 19 años, está cerrando etapas muy rápido y las está superando muy bien, tanto baloncestísticamente como personalmente. Es un chaval muy maduro. Que se divierta y que aproveche la experiencia, que todo pasa muy rápido.