Deportes

Carla Suárez jugará Roland Garros después de haber superado un cáncer

La canaria disputó su último torneo en febrero de 2020. Después llegó la pandemia, el linfoma de Hodgkin, la quimioterapia... Pero quería despedirse en las pistas, y lo hará

Carla Suárez volverá a competir 17 meses después
Carla Suárez volverá a competir 17 meses después FOTO: © CARLA SUÁREZ © CARLA SUÁREZ

“Quiero esperar un poco a ver cómo reacciona el cuerpo porque sí es verdad que me canso un poco más rápido y las recuperaciones son más lentas, pero dentro de lo que cabe, si el cuerpo me deja, si responde bien, me gustaría despedirme en una pista de tenis, porque no quiero que la gente me recuerde en una camilla. Si puedo despedirme en algún torneo este año, pues lo haré”, decía Carla Suárez el pasado enero, justo después de anunciar que las sesiones de quimioterapia habían terminado, que había superado el linfoma de Hodgkin que le diagnosticaron en septiembre de 2020. Han pasado apenas cuatro meses, y la jugadora canaria verá cumplido su deseo: va a competir en Roland Garros. “Estoy con mucha ilusión después de todos estos meses, de todo lo que he tenido que pasar y por poder despedirme y estar aquí un año más, contando las horas para que llegue el día. Lo he tenido en mente todos estos meses”, explica Carla

En realidad, la brava jugadora canaria ha intentado mantener la forma en todo momento lo que le dejaba el cáncer. “Me dijeron que el deporte era algo necesario, que me iba a hacer bien. Creo que estuve un par de meses sin hacer nada, pero después empecé a ir al gimnasio, a jugar al tenis con bolas sin presión, bolas de niño; y poquito a poco fui evolucionando, sobre todo por hacer deporte. Es verdad que a veces no me apetecía y me quedaba en casa, pero cuando me apetecía iba a jugar, a entrenar... Estar activa es la clave”, explicaba en enero una deportista que ha dado todo un ejemplo. Cuando se le pregunta si lloró dice que “no” moviendo la cabeza con insistencia de forma enérgica para luego explicar: “Quince minutos, y ya”. Tampoco se dijo aquello de qué injusta es la vida y por qué a mí. Le explicaron lo que había y ella respondió que qué tenía que hacer y a ello se puso.

Después de la quimio todavía le tuvieron que dar alguna sesión de radioterapia. En redes sociales se la veía entrenando y hace un mes estuvo haciéndolo también en la Caja Mágica durante la disputa del Mutua Madrid Open. El momento del regreso será en París, Grand Slam en el que llegó en dos ocasiones a los cuartos de final, en 2008 y 2014. “Roland Garros es un torneo que me ha dado algunos de los mejores momentos de mi carrera. Mi primer gran resultado se produjo en estas pistas, guardo muy buenos recuerdos tras todos estos años y es una alegría poder venir por última vez a competir a París. Van a ser unos días muy bonitos y espero poder disfrutarlos al máximo”, afirma la primera española que logró entrar en el “top 10″ en individuales después de la época dorada de Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez.

El último torneo que disputó Carla Suárez fue el de Doha en febrero de 2020. Era el año en el que había anunciado que se iba a retirar, pero estalló la pandemia y después le diagnosticaron el cáncer, por lo que se replanteó la decisión para poder decir adiós en las pistas, ofreciendo de nuevo el elegante revés a una mano que tiene, meta que va a conseguir.