Deportes

Zverev tumba a Djokovic y se jugará con Medvedev el título de las Nitto ATP Finals

El alemán pudo con el número uno del mundo en tres sets, 7-6, 4-6 y 6-3. El ruso no encontró oposición en Ruud (6-4 y 6-2) y busca reeditar el título de la pasada edición

Alexander Zverev se dispone a ejecutar un saque en la semifinal ante Djokovic
Alexander Zverev se dispone a ejecutar un saque en la semifinal ante Djokovic FOTO: DPA vía Europa Press DPA vía Europa Press

Las Nitto ATP Finals, el Torneo de Maestros de toda la vida, se resolverá con una final que va camino de convertirse en el nuevo gran clásico de la ATP: Daniil Medvedev contra Alexander Zverev. El número dos del mundo contra el número tres. Ya se han medido en once ocasiones y el balance es 6-5 favorable al ruso. Será la cuarta vez que se encuentren en el torneo que reúne a los ocho mejores de la temporada y aquí también manda Medvedev por 2-1. La final de hoy (17:00, Movistar +) es el anuncio de una nueva era.

El ruso defenderá la corona que logró el curso pasado tras no encontrar oposición en Casper Ruud (6-4 y 6-2). Con este ya son nueve triunfos consecutivos en este torneo que, ojo, sólo lo disputan los ocho mejores jugadores del año. La temporada anterior, sin público en las gradas, Medvedev ganó en la fase de grupos a Zverev, Djokovic y Schwartzman, sin ceder un sólo set; remontó a Nadal en semifinales e hizo lo mismo con Thiem en el duelo definitivo. Este año ha tenido algo más de dificultades y en los tres partidos de la primera fase (Hurkacz, Zverev y Sinner) necesitó ir hasta los tres sets. La semifinal fue su encuentro más cómodo.

Siempre encuentra soluciones el jugador ruso, un hombre de tenis poco ortodoxo, que parece que se desmonta, sobre todo cuando pega la derecha, pero muy eficaz. «La técnica no importa. El objetivo en el tenis es colocar la bola en el lugar exacto y en el momento preciso. No importa nada más», confesó recientemente. Se siente muy cómodo cuando tiene que jugar a la contra y es capaz de llegar a bolas increíbles gracias a sus 198 centímetros, que no son un impedimento, al revés, le ayudan porque está coordinado. Pero también puede jugar al ataque. Ese encuentro le planteó Ruud, el noruego que entrena en la Rafa Nadal Academy y que ha hecho una campaña fantástica, especialmente en la gira de tierra batida (triunfos en Kitzbuhel, Gstaad, Bastad y Génova), aunque también se llevó recientemente el título en San Diego, en pista dura. Pretendía que fuera el ruso el que generara, proponiéndole largos intercambios. Aceptó el reto Medvedev y salió victorioso, apoyado también en un saque fantástico (88 por ciento de puntos ganados con primero). Al tercer juego ya logró el break que le sirvió para llevarse el set inicial. En el segundo esperó hasta el quinto juego, pero Ruud ya no volvió a sumar más.

Accede así Medvedev a su séptima final de una temporada en la que se ha asentado como número dos del mundo y ha conquistado su primer Grand Slam, el US Open. También ganó el Masters 1.000 de Canadá, en Marsella y en la hierba de Mallorca, mientras que perdió las finales de París-Berçy y del Open de Australia. Incluso ha amenazado con asaltar el primer puesto de la ATP de Novak Djokovic, pero no ha llegado. El serbio en Turín se quedó a las puertas de la final tras caer ante Zverev por 7-6 (7/4), 4-6 y 6-3.