Deportes

Nadal se une a Djokovic en las críticas a Wimbledon por no dejar jugar a los tenistas rusos por la guerra

El número uno del mundo dio una posible solución a la situación aunque “no dejará satisfecho a nadie”

Rafa Nadal, durante su comparecencia ante los medios
Rafa Nadal, durante su comparecencia ante los medios FOTO: Emilio Naranjo EFE

Uno de los temas del momento en el mundo del tenis es el boicot de Wimbledon a las jugadoras y los jugadores rusos y bielorrusos para la disputa de la edición de este año por culpa de la guerra en Ucrania. Rafa Nadal dio su primera comparecencia de prensa en la capital. Habló de cómo se encuentra de su lesión y también le preguntaron por el tema del All England Club. “Muy injusto de cara a mis compañeros. Poco pueden hacer ellos, qué culpa tienen ellos de lo que está sucediendo con la guerra. Lo siento mucho por ellos y ojalá no fuera así. Esto es lo que hay, veremos lo que sucede”, opinó el zurdo.

“Vamos a ver lo que sucede, si los jugadores tomamos algún tipo de decisión al respecto. Cuando el Gobierno pone unas medidas, hay que seguirlas. El Gobierno da una recomendación y Wimbledon toma la decisión más drástica posible sin estar obligado. Tendremos que ver las medidas que se toman, es una cosa muy injusta pero desgraciadamente en este momento hay tanta desgracia que lo que ocurra en nuestro deporte no tiene ninguna importancia cuando hay tanta gente sufriendo y muriendo”, añadió Nadal. El balear se cruzó en la pista de entrenamiento 7 con Novak Djokovic, al que saludó, lo mismo que a Tsitsipas, que fue el compañero de sesión del serbio. En otros asuntos no están de acuerdo el ganador de 20 Grand Slams y el de 21, pero sí en este. Djokovic ya había asegurado la semana pasada: “Personalmente creo que no hay necesidad de suspender a los jugadores rusos. Competir es su derecho: hay una regla contra la discriminación en el tenis, que establece que todos pueden jugar según su clasificación y no según su nacionalidad. Wimbledon la ha violado”. Y reiteró la idea en la Caja Mágica: “Sigo pensando que no está bien”, afirmó.

Nole, además, intentó dar una pequeña solución a la situación, aunque apenas sería un consuelo para los tenistas. Apuesta por proteger los puntos de los jugadores que se van a perder el torneo por este motivo, aunque dijo también que eso tampoco dejaría contento a nadie: “Wimbledon y los Grand Slams son torneos que significan más que ganar 2.000 puntos para el ranking”, añadió el serbio. “No es una situación fácil no poder competir en uno de los torneos más grandes del mundo. Es difícil. Espero que la ATP mire la situación y tome medidas. Pero no he hablado con nadie de la ATP y no sé qué pasará”, concluyó.