Deportes

Así se ha saltado Alcaraz todos los plazos

Carlitos sólo tiene por delante en la clasificación anual a Rafa, es el número seis del mundo, suma siete victorias seguidas ante jugadores top 10...

Carlos Alcaraz volea durante la final del Mutua Madrid Open
Carlos Alcaraz volea durante la final del Mutua Madrid Open FOTO: Jesus G. Feria La razon

En las tripas de la Caja Mágica se encuentra la zona donde comparecen los jugadores después de sus partidos. Por allí fue apareciendo Carlos Alcaraz un día tras otro hasta proclamarse el domingo el campeón más joven del Mutua Madrid Open. En torno a 50-60 periodistas. En ocho-diez minutos, Carlitos respondía a las preguntas: primero en castellano y luego en inglés. No eludía ninguna. Alguno de los días cuando abandonaba esa sala acudía a otra cercana, más pequeña. Lo hacía acompañado por algún miembro de prensa de la ATP para seguir ofreciendo sus impresiones. «¿Has entendido bien todas las preguntas?», le preguntaba la responsable de la ATP por el pasillo. «Sí, sí por lo menos al principio cuando estaba concentrado, luego ya...» Y soltaba una carcajada. En eso también recuerda al primer Nadal y sus comparecencias en un fantástico «spanglish» después de los partidos. Pues ese Carlitos es el mismo que se ha saltado todos los plazos que tenía previstos su entorno más cercano para esta temporada.

Juan Carlos Ferrero, que se muestra mucho más locuaz como entrenador de lo que era como jugador, aseguraba no hace demasiado que el objetivo de Alcaraz en 2022, al menos en los Grand Slams, era poder afrontar con garantías la segunda semana. Eso ha quedado atrás, muy atrás. Alcaraz, con la boca pequeña eso sí, hablaba de colarse en el top 10, de meterse en el Torneo de Maestros... eso también suena a antes de ayer. «Ya estoy ahí», decía el murciano antes de culminar su semana mágica en la capital. Ese «estoy ahí» significa que es la primera raqueta, desde que lo lograra Nalbandián en 2007, que se carga a tres de los cuatro mejores jugadores del mundo en la misma cita. Hay más: sólo Rafa le supera en precocidad a la hora de ganar sus dos primeros Masters 1.000 y es el jugador más joven en sumar cinco títulos desde que lo hiciera precisamente Nadal entre 2004 y 2005.

Es el zurdo ganador de 21 Grandes la única raqueta que tiene por delante en la Race, la clasificación anual del circuito. Acumula 3.460 puntos, una cifra escandalosa para tratarse del primer tercio de la temporada –Nadal cuenta con 3.530– y que le garantiza de facto la presencia en el Torneo de Maestros a final del curso.

Alcaraz ha escalado ya hasta el número seis del ranking mundial –«eso quiere decir que el mejor sigue siendo Djokovic y que me quedan cinco jugadores por delante», soltó tras levantar el flamante trofeo en Madrid– en un curso en el que nadie ha ganado más partidos (28, por los 27 de Tsitsipas y los 25 de Rublev), nadie ha sumado más títulos (4 por los tres de Nadal y Rublev) y en el que va a llegar a Roland Garros después de diez victorias consecutivas entre Barcelona y Madrid.

El pleno de triunfos en finales (seis de seis incluyendo las Next Gen Finals de la temporada pasada) y las siete victorias ante top 10 tienen al resto del circuito conmocionado. Rivales, entrenadores y hasta jueces de silla reconocen que hacía tiempo que un jugador no generaba un impacto así. Esas siete victorias ante los mejores han llegado de forma consecutiva (Tsitsipas –dos veces-, Hurkacz, Ruud, Nadal, Djokovic y Zverev) y es que cerca del ecuador de la temporada sólo tres jugadores han sido capaces de superarle: Berretini lo hizo en tercera ronda de Australia; Nadal, en las semifinales de Indian Wells y Korda, en la segunda ronda de Montecarlo. El balance ante jugadores incluidos en el top 20 es 5/0: Schwartzman, Norrie -dos veces-, Bautista y Carreño.

Reaparición en París

Las molestias en el tobillo derecho y una molesta ampolla que le asustaron antes de la final en la Caja Mágica le han llevado a renunciar al Foro Itálico, aunque si por él hubiera sido... Su reaparición se producirá en Roland Garros. Él está encantado. Un par de días de tregua y vuelta al trabajo en Villena. «Que me consideren uno de los favoritos no supone presión para mí, sino motivación por demostrar que puedo optar al título. A mi lo que me gusta de verdad es competir más que entrenar», asegura. Hace un año necesitó superar tres partidos de la previa para entrar en el cuadro principal de Roland Garros donde alcanzó la tercera ronda. Este año accede como cabeza de serie, con el cartel de candidato a todo y como un rival temible en cuartos de final para el resto de aspirantes. «Me estoy sintiendo muy cómodo y sé que ahora mismo, soy un rival complicado para todos. Pero aún tengo mucho que mejorar porque creo que tengo margen de mejora en absolutamente todo», reflexiona con una sinceridad que se agradece.

Hay quien mira más allá de París y apunta al asalto a lo más alto del ranking esta misma temporada. El número uno de Djokovic está amenazado. El serbio necesita ser finalista en Roma para llegar a Roland Garros al frente de la clasificación mundial. Tiene al acecho a Medvedev y Zverev, aunque el ruso es una incógnita por su estado físico y al alemán habrá que ver cómo le afecta la derrota en Madrid.

El siguiente gran salto para Carlitos, al margen de Roland Garros, puede llegar en la gira estadounidense sobre pista dura. En Wimbledon sólo defenderá una segunda ronda; no compitió en Toronto y en Cincinnati se despidió en su estreno. Hizo cuartos de final en el Open USA tras retirarse ante Aliassime... el final del verano podría tener a Alcaraz saltándose aún más todos los plazos previstos.

“El relevo lo es porque tiene 19 años y yo 36. Si lo es a partir de ahora, lo veremos con los meses”, aventuró Nadal.