Actualidad

Nadal, al quirófano ya

Se perderá la Copa Masters porque se va a operar del apéndice en dos o tres semanas

Rafa Nadal va a pasar por el quirófano antes o después del Masters 1.000 de París-Berçy, según comentó Toni Nadal a LA RAZÓN, con lo que un año más se perderá el Torneo de Maestros que arranca el 9 de noviembre. La inflamación del apéndice que se manifestó antes del torneo de Pekín está de momento controlada, pero retrasar la operación hasta la tercera semana de noviembre pondría en peligro el arranque de 2015 y ése es un riesgo innecesario. La intención del número tres del mundo es disputar el torneo de Basilea, ver cómo responde en la cita suiza y en función de eso acudir o no al torneo de la capital francesa que comienza el lunes 27 y concluye el domingo 2 de noviembre. Como muy tarde, la semana siguiente visitaría el quirófano. En cualquier caso, no competirá en Londres, se operará antes y así tendrá tiempo suficiente de recuperación para estar del 1 al 3 de enero en Abu Dhabi, un torneo de exhibición que es su primera cita en el próximo ejercicio.

Publicidad

Los últimos exámenes realizados por el doctor Ruiz Cotorro apuntan que la situación del apéndice de Rafa está médicamente controlada. Al tratarse de una inflamación y no de una infección no ha necesitado una intervención inmediata. Puede afrontar sin complicaciones aparentes las dos próximas semanas, pero prolongar el tratamiento sería contraproducente porque los antibióticos le podrían generar una lesión muscular y porque sería ajustar demasiado los plazos y poner en peligro los primeros torneos del año que viene, vitales en su lucha por recuperar el número uno. Lo que Nadal no quiere en ningún caso es que todo se tuerza en capítulos como Australia, Indian Wells o Miami.

La intención inicial de Rafa era retrasar la operación hasta el final de la temporada y así poder disputar Basilea, París-Berçy (semifinalista hace un año) y la Copa Masters (finalista). Después de ceder el número dos ante Federer esta semana, contaba con que compitiendo en esos tres torneos podía tener opciones de recuperar esa posición. Además, la inminente paternidad de Djokovic podría restar puntos en relación al número uno del serbio, pero... la salud, y más a estas alturas de su carrera, es lo primero.

Los problemas físicos de Rafa en 2014 le han dejado prácticamente parado la mitad de la temporada. Desde que cayera en la cuarta ronda de Wimbledon ante Kyrgios el pasado 1 de julio sólo ha podido jugar cuatro partidos de la gira asiática. Primero fueron los problemas en la muñeca derecha –ver gráfico– y luego el apéndice. En Shanghái perdió en cuartos de final ante Klizan y en Pekín no pudo superar la segunda ronda ante Feliciano López. Sus números a estas alturas de año son similares a los que tuvo en 2012, cuando también paró por problemas físicos. Con 55 partidos (46/9) y cuatro títulos es la segunda temporada que menos tiempo ha estado en pista en los últimos diez años. La frase que pronunció recientemente el ex tenista Pat Cash («Creo que Rafa Nadal no va a jugar una temporada completa el resto de su vida») se ajusta desgraciadamente demasiado a la realidad.