Tres zambullidas y una medalla

Ona Carbonell gana su segundo bronce en el dúo técnico con Marga Crespí

Ona Carbonell y Marga Crespí posan con sus medallas
Ona Carbonell y Marga Crespí posan con sus medallas

La sesión de trabajos forzados de Ona Carbonell en la segunda jornada del Mundial se saldó con la segunda medalla de bronce para la expedición española. Tres veces se lanzó a la piscina, dos en el dúo técnico y una en el combo libre, y abandonó el Sant Jordi con otra medalla colgada del cuello.

La sesión de trabajos forzados de Ona Carbonell en la segunda jornada del Mundial se saldó con la segunda medalla de bronce para la expedición española. Tres veces se lanzó a la piscina, dos en el dúo técnico y una en el combo libre, y abandonó el Sant Jordi con otra medalla colgada del cuello. La líder del equipo, acompañada por Marga Crespí, terminó tercera en la prueba de dúo técnico (93,800). No hubo sorpresas. Rusia (97,300) y China (94,900), oro y plata, volvieron a estar demasiado lejos.

A la nueva pareja española no se le puede pedir mucho más. Con sólo seis meses de preparación, el equipo ha ganado un bronce que puede convertirse en una plata en el dúo libre, la auténtica especialidad de Ona y Marga. «Llevo una tralla...», fue lo primero que declaró Ona a Televisión Española nada más conocer la puntuación que las dejaba terceras. Ella tiene que nadarlo casi todo, aunque Esther Jaumé está pensando en dosificarla para lo que resta de campeonato. Nada que ver con las referencias de los equipos ruso y chino. Las primeras van sobradas. Sus solistas pueden olvidarse de participar en los ejercicios del equipo. Las chinas, directamente, sólo participan en el dúo y en el solo. Con ese hándicap, la pareja española, que debutaba en una gran competición internacional, hizo una buena preliminar. Quedó muy cerca de las chinas, que habían sido bronce en los Juegos de Londres, pero por la tarde estuvieron lejos de las asiáticas. La puesta en escena con el zapateado de Flora Albaicín no convenció a los jueces, que las «condenaron» al bronce.

Ona no para. Hoy se enfrenta a la que considera su gran oportunidad en los campeonatos, el solo libre. Con la inolvidable «Barcelona» de Freddie Mercury y Montserrat Caballé buscará subir un escalón más en el podio. Rusia vuelve a ser inalcanzable. El objetivo es desbancar a China de la segunda plaza y que Ona mejore los dos bronces.

q El waterpolo femenino empieza con victoria. Sufrió España para imponerse en su estreno en el Mundial (14-12) ante Holanda. Comenzaron por debajo en el primer cuarto las subcampeonas olímpicas, pero un extraordinario segundo periodo les dio la ventaja que ya no perderían. Annie Espar y Pilar Peña, con tres tantos, fueron las máximas goleadoras.

Elvis, de Memphis a Barcelona

China no compite en las modalidades por equipos y eso lo aprovechó el equipo español para acercarse a la plata en el combo libre. Las chicas de Esther Jaumé emocionaron al Sant Jordi con un homenaje a Elvis Presley. Rusia, con un ejercicio mucho más conservador de música clásica, volverá a ganar el oro.