Fútbol

Volver a sentirse futbolista

Las concentraciones que organiza la Afe para cada mercado de fichajes ayudan a encontrar equipo a jugadores y entrenadores en paro.

Valdo, durante el partido que disputó el equipo de la Afe contra el Unión Berlín alemán
Valdo, durante el partido que disputó el equipo de la Afe contra el Unión Berlín alemán

Las concentraciones que organiza la Afe para cada mercado de fichajes ayudan a encontrar equipo a jugadores y entrenadores en paro.

«¿Tú qué haces aquí?», le preguntan algunos a Valdo. El ex madridista es uno más en las «sesiones Afe», la concentración que en cada apertura de mercado organiza la Asociación de Futbolistas para jugadores sin equipo. La idea surgió con la llegada de Luis Rubiales a la presidencia de la Afe. «En nuestro programa figuraba la ayuda a futbolistas sin equipo», explica Tito, el director deportivo de la asociación y encargado de las sesiones. Se encontraron con una invitación de FIFpro, el sindicato mundial, a un torneo de futbolistas sin equipo que se disputaba en Holanda. Con la única ayuda de los amigos que hizo en sus veintidós años como profesional y la colaboración de Manolo Sarabia como entrenador, modeló un equipo que consiguió llegar a la final del torneo a pesar de que muchos se habían conocido en el aeropuerto en el mismo momento de comenzar el viaje.

La iniciativa prosperó y ahora cumple su duodécima edición. Hay dos convocatorias, una por cada apertura de mercado, en las que el planteamiento es el mismo. Sólo cambia la ubicación. Desde el día 13 de enero y hasta mañana, los convocados están concentrados en Alfás del Pi, donde se entrenan en doble sesión. En verano, prefieren el Norte para trabajar. La Afe no se ocupa sólo de la parte física, los jugadores también reciben clases de inglés y otro tipo de formación. Han recibido, por ejemplo, la visita de un nutricionista, que en este caso ha sido Juanpa, ex futbolista del Salamanca, entre otros equipos. En el programa también se incluye la disputa de partidos amistosos contra equipos que se encuentran trabajando en la zona, que son retransmitidos en «streaming» por el canal de YouTube de la Afe. El requisito es que sean afiliados a Afe. Los miembros del cuerpo técnico también son ex futbolistas. «Javi Olivares, el fisio, jugó conmigo en el Castilla», explica Valdo. El entrenador es Casquero, que se ha llevado al cuerpo técnico con el que espera trabajar en el fútbol profesional, con Pablo Franco como segundo.

«Me he vuelto a sentir futbolista» es la frase que más agradecen escuchar Tito y Juanjo Montaner, el jefe de prensa del «equipo», fundamental en la organización de las sesiones. Lo dicen muchos al terminar. Lo dice también Javi Barrio, una excepción en la historia de las sesiones Afe. Javi llegó lesionado después de dos roturas de ligamento en la rodilla y un despido bastante desagradable del Guijuelo. «Entiendo que yo no había aportado nada, sólo gastos, porque llegué lesionado, pero las formas fueron las peores», dice. Javi contó su historia en las redes sociales y llamó la atención de los responsables de las sesiones. «Si no lo hubiera contado en Twitter, en Facebook y en Instagram, no se hubiera enterado nadie porque el Guijuelo ni siquiera ha anunciado mi baja», cuenta. El defensa relata en un blog su experiencia en la concentración y transmite la ilusión que ha recuperado desde que llegó. Ya entrena con sus compañeros y en el último encuentro, contra el Termalika polaco, completó el calentamiento junto a sus compañeros. «Nos gustaría que jugara el último partido [mañana contra el Murcia], aunque fueran quince minutos», explica Tito.

Quizá tenga la oportunidad que disfrutó Rubén Jurado, un delantero que llegó a la segunda edición de las sesiones sin haber pasado de Segunda B. Su mejor marca goleadora eran ocho tantos con el Cacereño, pero consiguió llamar la atención del Piast Gliwice de la Segunda División polaca. Fue máximo goleador, ascendió a Primera y llegó a jugar la Liga Europa. Ahora, de regreso a España, juega en el Baleares de Segunda B. Toni Doblas también llegó al Nápoles después de participar en la concentración de la Afe. Xavi Valero, entrenador de porteros con Benítez, buscaba un guardameta, y Tito, con el que coincidió en el Murcia, le ofreció a Doblas. «¿Está bien?», preguntó Valero. «Como un avión», respondió Tito. Y cambió el paro por ser campeón de Copa con el Nápoles.

«Se lo recomendaría a cualquiera», dice Valdo, que llega después de acabar la temporada en el Atlético Kolkata de la India.