Economía

“En big data, el abordaje desde múltiples áreas es fundamental para resolver los problemas reales de las empresas”

Entrevista con Rosa Elvira Lillo Directora de IbiDAT

– Lleva más de un año al frente del IbiDAT, Instituto de Investigación en «big data» de la Universidad Carlos III. ¿Qué hacen?

Publicidad

– El UC3M Santander Big Data Institute investiga en diversas áreas, a partir de problemas reales, lo que ha acercado muchísimo la Universidad a la Empresa y ha roto con la antigua creencia de que los resultados de una investigación no terminan teniendo una aplicación práctica. Ocho investigadores trabajamos a tiempo completo y otros 40 lo hacen por proyectos, según lo que se investigue. Lo más interesante es que somos un centro multidisciplinar con ingenieros, matemáticos, financieros... porque en «big data», el abordaje desde múltiples áreas es fundamental.

– ¿Diversidad en origen?

– Totalmente. Si el «big data» lo dejamos en manos solo de la informática, las matemáticas o la estadística, no podríamos avanzar. Debe haber incluso aproximación humanística.

– ¿En qué tipo de proyectos vinculados a la empresa trabajan?

Publicidad

– Las aplicaciones son ilimitadas: trabajamos para banca y finanzas, sanidad, marketing... y analizando datos, podemos llegar a predecir si un banco debe o no conceder un crédito, si un tratamiento médico funcionará o si una campaña publicitaria obtendrá buen resultado.

– ¿Dónde queda nuestra privacidad?

Publicidad

– Donde nosotros queramos. Hay miedo a que nos persigan y es una realidad posible. Google sabe mucho de nosotros y tiene cubiertas las espaldas, ya que, si tiene datos nuestros, es que en algún momento le autorizamos a recogerlos, aunque no seamos conscientes. Sin embargo, el tratamiento que se hace de ellos es agregado, el riesgo de que se nos identifique es mínimo y las leyes nos protegen.

– Pero la capacidad de recogerlos y analizarlos es ya incluso cuántica.

– La verdad es que si eres muy celoso de tu intimidad,puede que no hayas nacido en la época adecuada. El avance de las nuevas tecnologías está haciendo retroceder algunos derechos. Nos ponemos muy contentos cuando usamos una app gratis, pero nada lo es. Estamos cediendo información sobre nuestro comportamiento. ¿Cuánto de nuestra privacidad estamos dispuestos a vender? A mí, no me da miedo, pero, sin duda, hay puntos positivos y negativos. Gracias a las tecnologías podremos detectar precozmente las enfermedades, usar medicina preventiva y evitar morir, pero también tendremos que pagar más por un seguro si nuestra compañía conoce nuestro riesgo. Al igual que en la anterior revolución industrial, se teme que estos avances acaben con el mundo, pero sólo liquidarán la forma de vivir que habíamos tenido hasta ahora.

– ¿Cómo encajan «big data» e Inteligencia Artificial?

– La IA intenta que una máquina emule la inteligencia humana. El «big data» surge porque, con las redes sociales, se empiezan a generar datos en un volumen y a una velocidad increíble. Su procesamiento nos permite crear modelos y nos da capacidad predictiva.

– ¿Llegarán las máquinas a ahorrarnos ir a las urnas por predecir con certeza el ganador de unas elecciones?

Publicidad

– Lo dudo. El comportamiento humano es imprevisible. La intención de voto puede cambiar en el último segundo y la interpretación de los datos tampoco puede correr a cargo de una máquina. Siempre tendrá que haber un experto .

– ¿Qué problemas resolveremos próximamente gracias a los datos?

– El uso de datos satelitales nos dará muchas alegrías y ayudará a resolver la desigualdad en el mundo. En medicina, entenderemos mejor el cáncer, el alzhéimer...

– ¿El «big data» curará el cáncer?

– No. Pero ofrecerá los datos necesarios para que pueda curarse.