Six, el gigante suizo que quiere dominar la bolsa española

El gestor de los mercados helvéticos cuenta ya con tres de las cinco mayores compañías europeas y apunta a las joyas del Ibex

Acción de la Real Compañía de San Fernando de Sevilla del museo financiero
Acción de la Real Compañía de San Fernando de Sevilla del museo financiero

Entrar en la sede de Six, el gestor de la Bolsa de Zúrich, poco o nada tiene que ver con la Bolsa de Madrid. En la capital de España, la sede del Ibex 35 es un palacio histórico de estilo neoclásico, inaugurado en 1893, donde tiene su cuartel general Bolsas y Mercados Españoles (BME). Esta firma es el codiciado objeto de deseo de Six, que ha hecho una oferta en firme de más de 2.800 millones de euros para dominar los mercados españoles. Si prosperan sus intenciones el grupo resultante se convertirá en el tercer mayor operador financiero de Europa, sólo superado por Londres (LSE) y París (Euronext), dando el sorpasso a Fráncfort, una de las plazas con más entidades bursátil del Viejo Continente. Sus oficinas, a las afueras de Zúrich, son como las de cualquier otra empresa. Apenas unos paneles que marcan la evolución de las acciones junto a la recepción hacen presagiar los miles de millones de euros que se mueven cada día en sus entrañas. En el sótano, un pequeño museo sobre las finanzas con algunas de las primeras acciones emitidas en la historia, donde el dios romano Mercurio, patrón de la Bolsa (y de los ladrones), da la bienvenida.

Bolsa de Suiza
Bolsa de Suiza

Pero ¿quién es Six y que la hace tan relevante como para poder permitirse una operación de este calibre? BME opera todos los mercados financieros españoles, incluido el Ibex, manejando las negociaciones de compraventa de las acciones de gigantes como Inditex o Banco Santander. Sin embargo, su relevancia queda eclipsada por el imponente tamaño de los colosos empresariales que cotizan en la Bolsa de Zúrich de la mano de Six (Swiss Stock Exchange). De hecho, la mayor compañía por valor en bolsa de toda Europa pertenece al Six: Nestlé. Su valor asciende a 324.000 millones de euros, es decir, unas cinco veces el valor del Banco Santander y casi diez veces el de Telefónica. Además, otras dos firmas suizas se encuentran entre las cinco mayores de Europa: los gigantes farmacéuticos Novartis y Roche. Es decir, de las cinco compañías con mayor capitalización bursátil de toda Europa, tres, incluida la mayor, cotizan en Zúrich.

De hecho, si se suma el valor de todas las acciones que cotizan libremente en la bolsa suiza, este mercado sería el cuarto mayor de Europa, casi triplicando el volumen gestionado por la española BME. Además, si se tiene en cuenta este valor en comparación con el tamaño de la economía de cada país, Six sería el más grande, pues representa casi un 2,5% del PIB de Suiza, frente al 0,5% de BME en relación a España. No en vano, Suiza es el mayor destino a nivel mundial de activos extranjeros, muy por delante de otros lugares como Hong Kong o Singapur. Pese a este poderío del sistema financiero suizo, Six quiere usar BME como trampolín para un posible salto a Latinoamérica, aunque aún no hay nada cerrado al respecto, al tiempo que valoran cómo España está capeando mejor que el resto de Europa el frenazo económico. Toda la operación está pendiente del visto bueno definitivo del Gobierno español, que quiere garantías sobre la españolidad de BME y el mantenimiento del empleo. Algo que, a juzgar por la disposición de los suizos, no parece que vaya a ser un problema. Eso sí, siempre y cuando Moncloa no insista en fijar la llamada “acción de oro” para una eventual recuperación del control sobre una empresa que considera estratégica, y no surja una posible competencia de última hora que inicie una guerra por el control de BME.