El Ibex no convence

La bolsa española sube el 1,11 % impulsada por Repsol

Rebote de nuestro selectivo después de la caída que tuvimos en la sesión de ayer, aun en estas circunstancias seguimos siendo de los índices que menor rentabilidad positiva cosecha cuando hay optimismo dentro del mercado, quedando una vez más muy por detrás de nuestros homólogos europeos. Para nuestro índice sigue siendo clave aguantar la zona de los 6600 puntos y aunque nuestra subida es menos espectacular que la que se está sucediendo dentro del mercado americano, bien es cierto que seguimos conservando mínimos crecientes que alientan el optimismo inversor. La Bolsa ha subido el 1,11 % este martes y ha recuperado el nivel de los 6.700 puntos animada por el avance de las plazas internacionales y el alza del 10 % del barril de petróleo (el Brent, referencia en Europa, se negociaba después de tres semanas a 30 dólares), según datos del mercado.

En el plano económico, la Reserva Federal de EE.UU. está a punto de iniciar dos programas de préstamos corporativos que podría llegar hasta los 750 mil millones de dólares en deuda y fondos negociados en bolsa, que entraría dentro de sus acciones de emergencia por el coronavirus. En Europa no paran de crecer los problemas y ahora son los jueces alemanes los que decidirán si Alemania puede seguir participando en el programa de compras del Banco Central Europeo. Hay que destacar también que dentro del petróleo parece haber pasado lo peor en lo que a exceso de oferta se refiere y empiezan a surtir efecto los recortes de producción. Parece que la economía mundial está empezando a recuperarse de la pandemia, pero se reavivan las tensiones entre EE.UU. y China.

El claro repunte del petróleo ha favorecido a Repsol que sigue celebrando que dentro de lo negativo de sus resultados estos no han sido todo lo malos que podría esperar. Los sectores que aún no levantan cabeza son las aerolíneas y el hotelero, que no aclaran las dudas que se plantean en su negocio en un escenario post coronavirus.