La banca cotiza en mínimos anuales

La bolsa española perdió los 7.000 puntos y ya acumula cinco de las últimas seis sesiones en negativo. La jornada estuvo condicionada una vez más por las preocupaciones de los inversores sobre la recuperación económica. Los datos económicos no están mostrando una mejoría progresiva y se teme que el mercado necesite más tiempo del estimado para salir de la recesión.

Las solicitudes de prestación por desempleo aumentaron inesperadamente a 1.1 millones, en medio de las negociaciones para aprobar un nuevo paquete de rescate. Las actas de la última reunión de la Fed, muestran unas previsiones moderadas sobre el crecimiento para la segunda mitad de 2020. El BCE por su parte, teme que los mercados estén siendo demasiado optimistas, ya que desde hace meses existe una gran desconexión entre las valoraciones de las compañías y sus fundamentales.

Merlin y Colonial lideraron las subidas, ambas compañías cotizan con un gran descuento respecto a la valoración de sus activos, pero se teme que puedan perder inquilinos si la desaceleración se prolonga. Las nuevas dudas sobre el ciclo económico aceleraron las ventas en las compañías relacionadas con las materias primas como Arcelor Mittal, Acerinox y Ence. Mientras la banca sufrió un nuevo descalabro que ha llevado nuevamente a Santander y BBVA a cotizar en mínimos anuales.