¿Ampliar los viajes del Imserso a familias y jóvenes podría salvar el sector turístico?

Las agencias de viajes ya han propuesto al Gobierno ofrecer la campaña a sanitarios, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, cajeras, transportistas y otros colectivos que han trabajado sin descanso desde el inicio de la pandemia

El sector hostelero y las agencias de viajes siguen buscando nuevas fórmulas para salvar lo que queda de verano y la campaña de otoño e invierno. Una de sus temporadas altas comenzaba precisamente en septiembre, fecha en la se empezaban a comercializar los viajes del Imserso. La campaña que arranca cada año en octubre tuvo un alcance de 900.000 plazas en 2019. No obstante, la declaración del estado de alarma dio lugar a que 372.495 de estos usuarios tuvieran que cancelar sus vacaciones por España. Ahora, el modelo del Imserso podría plantearse como una solución para que salvar el sector turístico ampliándolo a otros rangos de edad.

¿Cómo funcionan los viajes del Imserso?

La campaña de los viajes del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) arranca en octubre y las agencias de viajes la comercializan desde septiembre. Los viajes, aunque se venden en diferentes agencias, están gestionados por Mundiplan (para los viajes de costa peninsular) y Turismosocial (para los viajes de costa insular y turismo de interior). Este plan turístico dependiente del Gobierno permite a la tercera edad ir de vacaciones entre octubre y junio con un importe más reducido que si las contratasen por su cuenta. Los viajes pueden durar entre 5 y 15 días, con un coste que oscila entre los 114,53 euros, sin incluir el precio del transporte y con la duración más baja, hasta los 609,84 euros, con el transporte incluido y durante el máximo de 15 días. Además, gracias a estas ofertas los jubilados pueden disfrutar de una gran variedad de destinos como las Islas Baleares, las Islas Canarias, Benidorm, Valencia, Alicante y cualquier capital de provincia.

¿Qué opina el Gobierno?

En su visita a Benidorm, la primera institucional desde que fue nombrado Secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés fue preguntado por la posibilidad de incluir en programas como el Imserso a familias o gente joven que compense la caída del turismo de mayores. Valdés respondió que el Gobierno tiene encima de la mesa “todas las opciones” debido al verano “excepcionalmente complicado” que ha vivido el sector. Por ello, añadió que se trata de un debate que se debe “acompasar” con el diálogo social, el diagnóstico “compartido” entre administraciones y “escuchar” al sector sobre sus “necesidades”.

¿Y las agencias de viajes?

La idea de ampliar los viajes del Imserso a otros colectivos cuenta con el respaldo de la Federación Empresarial de FETAVE. De hecho, ya en el mes de abril la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (FETAVE) propuso al Gobierno crear un “Imserso Sanitario” destinado a que los más de 500.000 sanitarios pudieran disfrutar de unas merecidas vacaciones después de los largos meses de desgate haciendo frente a la pandemia. Su propuesta también se extiende a otras profesiones como Policía, Guardia Civil, Ejército, cajeras y transportistas, algunos de los trabajadores que han trabajado sin descanso durante la pandemia. César Gutiérrez Calvo, presidente de FETAVE, señala que están abiertos a que “cualquier tipo de colectivo” forme parte de estos proyectos para estimular la demanda, teniendo en cuenta que los colectivos más mayores previsiblemente no podrán viajar. “Hay que hacer algo, no tenemos ni una noticia sobre los viajes del Imserso”, denuncia.

Cabe recordar que estos viajes cuentan con un presupuesto anual que durante la campaña que acaba de terminar no se gastó y aún no se ha adjudicado para la actual. “El Imserso no puede estar parado durante tanto tiempo. Nuestra posible salvación es llegar preparados a la Semana Santa de 2021 y lanzar este tipo de planes en marzo “, añade Gutiérrez. Mientras, el presidente de FETAVE solicita ayudas directas para las empresas del sector (transporte, hoteles, guías, agencias de viaje...) con el objetivo de que puedan sobrevivir hasta entonces.

Por su parte, Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) apuesta por ayudas al consumo para reflotar el sector turístico, tal y como se está haciendo en Italia: “La situación de los españoles es muy mala y cada euro que invierta el Estado en ayudar al consumo tendrá su retorno”. ¿Cómo? Vía impuestos, con la Seguridad Social de los nuevos contratados y con el gasto que harían los españoles en sus destinos vacacionales. Mediante esta alternativa, las agencias de viajes podrían trabajar, los hoteles facturar y los españoles que no se lo podían permitir quizás se plantearían tomarse unos cuantos días de descanso. En cuanto a los viajes del Imserso, duda que este año se puedan producir, aunque espera que “se reactiven cuanto antes”, ya que se trata de “una iniciativa muy positiva que permite a las empresas del sector trabajar fuera de temporada”.

Manifestación de hosteleros

En línea con las peticiones de las agencias de viajes, este miércoles 9 de septiembre los hosteleros, cuya actividad depende en gran parte del turismo, se concentrarán en la Plaza de Cibeles (Madrid) para reivindicar medidas que salven al sector. La manifestación ha sido convocada por la Confederación Empresarial de Hostelería de España que reúne a 300.000 establecimientos en todo el país, los cuales dan trabajo a 1,7 millones de personas.