De panadero a bróker multimillonario, tras ganar el Euromillones en 2011

Francisco Manuel Delgado ganó 121 millones en 2011 en el sorteo del Euromillones y ahora es una de las grandes fortunas andaluzas con varias Sicav y propiedades inmobiliarias. Su pareja es una ex limpiadora, vive entre Sevilla y Madrid, y tiene un hijo

La fortuna no siempre acierta con sus elegidos. Pero con Francisco Manuel Delgado Rodríguez hizo pleno hace ocho años, cuando le repartió con 36 años nada menos que 121 millones de euros en el sorteo de Euromillones. Lejos de dilapidar tamaño patrimonio, algo muy común en estos casos, y aunque cerró la panadería en la que trabajaba en Pilas (Sevilla) para dedicarse a viajar con su familia y amigos, Delgado, “Francis” para sus familiares y amigos, ha invertido con tanto tino sus ganancias que dispone de varias sicav que le reportan jugosos beneficios anuales, pese a que en los últimos meses ha retirado parte del capital en un par de sociedades de inversión, entorno a 46 millones. Hoy este bético es una de las grandes fortunas de Andalucía, con un “imperio” en efectivo al que se unen propiedades en Sevilla, Madrid y hasta en Miami. Y como ocurre con otros multimillonarios, casi no existen imágenes suyas.

Pasada la fiebre viajera de los primeros años, Delgado se ha volcado en sacar el máximo beneficio a su dinero, convirtiéndose en un inversor codiciado por los principales bancos nacionales y extranjeros. Ahora, este bróker verdiblanco mueve ficha. Entre el 12 y el 16 de junio, según recogen varios diarios sevillanos, retiró capital de tres sicavs de las que es el principal accionista –Delquin Inversiones, Eudel Inversiones y Noviembres Inversiones– volcadas en renta fija, la que menos ha sufrido en los mercados, para explorar, quizá, posibilidades más jugosas de negocio. Haciendo bueno el dicho “en río revuelto, ganancia de pescadores” Delquin Inversiones, sicav que gestiona JP Morgan, comunicó a la CNMV el 12 de junio que reducía su capital en un 46,88%. Eso supone la retirada de más de 13,2 millones de los 28,25 que tenía invertidos hasta el cierre de marzo.

Cuatro días después, retiró unos 12,8 millones de los 25 millones invertidos hasta el cierre de marzo en Eudel Inversiones y otros 12,85 millones en Noviembres inversiones. Casi 39 millones de euros, en total a los que se suman 7,4 millones más en una operación fechada el 2 de septiembre sobre su capital en Delquin.

Apartado de los focos

Las Sociedades de Inversión de Capital Variable son un instrumento de inversión que tributa al 1% en el Impuesto de Sociedades, por lo que resulta muy atractivo para las grandes fortunas.

Delgado mantiene una vida apartada de los focos y, aunque sigue vinculado a su pueblo sevillano, se mueve entre la capital hispalense, donde tiene también una sociedad orientada a la compraventa de empresas.

Delgado es también un inversor que mantiene la disciplina propia de su antigua profesión. Deportista y familiar, mantiene a dos hermanas como consejeras de sus sociedades. Poco más se sabe de su vida. Tiene un hijo y mantiene una relación con una ex trabajadora del hogar, Rosario, a la que conoció antes del “pelotazo”, según publicó “El Español”. Un ejemplo más de que Delgado ha sabido mantener a distancia ciertas tentaciones potencialmente ruinosas.