El Ibex35 sigue sin rumbo

El avance decontagios por Covid-19 congela, de momento, los ánimos de los inversores

El Ibex35 cierra la sesión con signo plano en una jornada marcada por las importantes caídas del día de ayer. Tras sufrir su mayor varapalo desde el pasado mes de mayo, arrastrado por las principales bolsas a nivel global, el selectivo doméstico se acomoda en los suelos de los 6.700 puntos. El desempeño de Ibex35 frente a sus análogos europeos sigue siendo muy pobre, principalmente debido a su exposición a la banca y valores turísticos.

El avance de lo que parece ser la segunda ola de contagios por Covid-19 congela, de momento, los ánimos de los inversores. La Reserva Federal trata de frenar las ventas en Wall Street, deslizando posibles e importantes medidas de estímulo adicionales.

A nivel empresarial vuelven a sufrir los valores vinculados al tráfico de personas. IAG mantiene su tónica bajista en medio de su ampliación de capital. Las previsibles nuevas medidas que implante el Gobierno en los próximos días, podrían generar volatilidad en los sectores más castigados desde el pasado mes de marzo. De cara a los próximos días será fundamental el comportamiento de las bolsas americanas. El Nasdaq100, índice tecnológico americano, está funcionando como termómetro en las últimas sesiones. Veremos si finalmente las actuales caídas son un cambio en la tendencia alcista de fondo o, de manera opuesta, una buena oportunidad de compra de cara al medio plazo.