Un IBEX con un futuro poco prometedor

Destaca el movimiento alcista de ACS y Pharmamar

Jornada de más a menos la de nuestro selectivo que ha perdido a lo largo de la sesión la zona de los 6700 puntos. Siempre que no superemos este nivel será difícil llegar a pensar en una probabilidad elevada de movimiento alcista.

Mientras nuevas restricciones siguen produciéndose a nivel mundial, el mercado reacciona de manera bastante volátil ante esta incertidumbre, cierto es que en el día de hoy parece haberse frenado el pánico inversor, que ya tuvo una reacción óptima en la jornada de ayer. Aun con este rebote técnico no debemos perder el foco en las negativas perspectivas que se estiman económicamente, sin ir más lejos ayer el presidente de la Reserva Federal comento las dificultades que entrañaría llegar de nuevo a los niveles precrisis, ya que para ello será necesario, no solamente una proactividad por parte de los bancos centrales sino también medidas políticas que remen en la misma dirección. Este discurso no es único de Estados Unidos ya que es algo necesario para la totalidad de los países que han sido impactados por el coronavirus. Respecto al tensionamiento entre Estados Unidos y China, la diferencia de posturas es importante, mientras Trump ataca, Xi avanza. Aunque no todo son buenas noticias para China donde el intervencionismo gubernamental está siendo clave para garantizar la estabilidad dentro de su sistema bancario, muy dañado por su entramado de bancos regionales que carecen en muchos casos de toda ética financiera.

En el plano corporativo debemos destacar el movimiento alcista de ACS y Pharmamar, a esta última parece que le ha sentado bien la entrada dentro del IBEX 35. En la otra cara de la moneda, el sector bancario sigue sembrando dudas y parece no levantar cabeza, lo que presagia un futuro incierto para todos sus componentes.