Siete medidas fiscales para ayudar a los autónomos

Uatae propone una batería de medidas tributarias para ayudar a los trabajadores por cuenta propia

Ciclón Amphan alcanza Bengala
Piden mejoras fiscales para los autónomosPIYAL ADHIKARYEFE

La organización de autónomos Uatae presentará al Gobierno una propuesta en la que enumera una batería de medidas fiscales para favorecer a los distintos sectores del tejido productivo y asentar un marco tributario “más justo” para los trabajadores por cuenta propia. Se trata de siete medidas, que trasladará a los ministerios de Trabajo, Seguridad Social y Hacienda y al conjunto de fuerzas políticas.

Entre ellas se encuentra la flexibilización de los plazos de pago de los impuestos que soportan los trabajadores autónomos, que los autónomos puedan aplazar y fraccionar el pago de impuestos de cada trimestre sin tener que hacer frente al pago de intereses o recargos. De esta manera, el autónomo podría elegir entre pagar los impuestos mensualmente, domiciliando la cuota tributaria de cada trimestre en tres pagos, o abonar todo de una sola vez. En el caso de optar por el pago único, Uatae propone que se pueda elegir el momento del trimestre en el que quieran que se les domicilie el abono.

La organización plantea además que se equipare la reducción por el ejercicio de actividades económicas a la reducción por rendimientos del trabajo de los trabajadores por cuenta ajena, alegando que, aunque ambas reducciones puedan parecer similares, la de los autónomos es “notoriamente desventajosa”.

Propone también la afectación parcial en el IRPF del vehículo a la actividad y deducción de gastos de locomoción cuando el desplazamiento sea con un vehículo particular y no se encuentre afecto a la actividad. Actualmente, el IRPF no permite una afectación parcial de vehículos, sino que únicamente pueden deducirse los gastos de aquellos que se encuentren imputados a la actividad en un 100%, salvo que se consideren “utilizados para necesidades privadas de forma accesoria y notoriamente irrelevante”.

Asimismo, pide que la indemnización por extinción de contratos de los trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE) quede exenta de tributación en el IRPF, al igual que sucede con los trabajadores por cuenta ajena, y demanda el establecimiento de un tipo variable tanto en las retenciones como en los pagos fraccionados en las facturas que pagan los autónomos. Para calcular estos tipos, sugiere tener en cuenta el rendimiento neto obtenido en el ejercicio anterior o incluso establecer un tipo por trimestre en función del rendimiento neto obtenido en el periodo anterior.

Uatae aboga además por reformar el Régimen Especial del Criterio de Caja debido a las “deficiencias” de este sistema, utilizado por menos del 1% de los autónomos, así como medidas para reducir la morosidad, entre las que plantea la posibilidad de que los autónomos puedan denunciar estas situaciones, inspecciones “más rigurosas y estrictas” y la tipificación de sanciones para los infractores. El listado de propuestas es el siguiente:

1. Equiparar la reducción por el ejercicio de actividades económicas a la reducción por obtención.

2. Afectación parcial del vehículo a la actividad y deducción de gastos de locomoción cuando el desplazamiento sea con un vehículo particular y no se encuentre afecto a la actividad.

3. Exención de la indemnización por extinción de contratos TRADE.

4. Establecimiento de un tipo variable tanto en las retenciones como en los pagos fraccionados. Ahora mismo, el tipo de los pagos fraccionados es fijo, siempre el 20% sobre el rendimiento neto.

5. Reforma del Régimen Especial del Criterio de Caja para eliminar la obligación en virtud de la cual las empresas que establezcan relaciones comerciales con autónomos acogidos al régimen especial no pueden deducir los gastos soportados con estos proveedores hasta que efectúen el pago.

6. Lucha contra la morosidad, que ahoga las finanzas y la liquidez.

7. Aplazar y fraccionar el pago de impuestos de cada trimestre sin tener que hacer frente al pago de intereses o recargos. De esta manera, el autónomo podría elegir entre pagar los impuestos mensualmente (aunque las liquidaciones se presenten trimestralmente), es decir, la cuota tributaria de cada trimestre se domicilia en tres pagos, o pagarlos de una sola vez.