El Banco de España, el supervisor europeo con más deuda soberana avalada

El supervisor bancario español tiene un 23,3 % de la deuda soberana española. Otras instituciones financieras monetarias o bancos tienen un 22,4%

Sede del BCE en Fráncfort
Sede del BCE en FráncfortBCE BCE

El Banco de España tenía en 2020 un 23,3% de la deuda soberana española, la cifra más elevada de las grandes economías de la Unión Europea. El Bundesbank tiene un 22,5% de la deuda soberana alemana, el Banque de France un 17,8% de la francesa y la Banca d’Italia un 21,6% de la italiana, según cifras que el Banco Central Europeo (BCE) publica en su boletín económico. El banco central de la zona del euro con el mayor porcentaje en el total de la deuda soberana del gobierno de su país es Eslovenia (27,6%) y el que tiene el menor porcentaje es Estonia (0,0%).

Otras instituciones financieras monetarias o bancos tienen un 22,4% de la deuda soberana española, otras empresas financieras un 10,3% y los no residentes un 43,9%. Los no residentes redujeron entre 2010 y 2015 la cantidad de deuda soberana de España, Italia, Grecia, Irlanda, Portugal Y Chipre. Pero sus tenencias de deuda de Alemania y Francia se han estabilizado.

En un artículo de su próximo boletín económico, adelantado hoy, los economistas del BCE analizan la importancia de los hogares en la financiación de la deuda soberana de los países de la zona del euro. La deuda soberana representa la principal fuente de activos de elevada calidad.

A nivel nacional, los datos sólo muestran las tenencias de los bancos centrales nacionales y no se puede identificar las tenencias totales de deuda soberana del Eurosistema porque en las estadísticas el BCE está clasificado como acreedor no residente. Aunque se reduce la proporción de bonos soberanos mantenidos por inversores privados, que son sensibles a los precios, todavía sigue siendo “sustancial en la zona del euro”, según los economistas del BCE. Las compras de deuda soberana de los bancos centrales han contribuido también a reducir la cantidad de deuda soberana que tienen los no residentes y los bancos.

Las compras de deuda pública que acometen los bancos centrales han contribuido a reducir las tenencias de los no residentes porque ha caído la rentabilidad y son menos atractivas para algunos inversores extranjeros. La cuota de deuda soberana que tienen los hogares, de forma directa o indirecta, es significativa, según los economistas del BCE. Jeanne Pavot y Vilém Valenta destacan que la cuota de deuda soberana que tienen los bancos centrales ha aumentado desde 2015 como resultado de los programas de compra de bonos y la media se situó en el 20,8% en 2020 en toda la zona del euro.

Los economistas del BCE consideran que la función de los hogares en la financiación de la deuda soberana va a más allá de sus tenencias directas (2% de media en la región), que son sus depósitos frente a gobiernos y sus tenencias de bonos emitidos por gobiernos u entidades gubernamentales. Pero hay grandes diferencias entre países: Malta (20%), Irlanda y Portugal (casi el 10%) e Italia (7%).

Las tenencias indirectas son a través de fondos de inversión y aseguradoras y fondos de pensiones (16% en el tercer trimestre de 2020). Los títulos de deuda representan entre el 70,5% en 1995 y el 80,3% en 2019 de la deuda soberana. Pero los préstamos tienen ahora más importancia en la deuda soberana debido al cambio en el coste relativo de los préstamos bancarios en comparación con los títulos de deuda, porque para algunos países bajó el coste de los préstamos respecto al coste de los bonos.

Los préstamos aumentaron durante la crisis de endeudamiento soberano de la zona del euro con los préstamos garantizados por los programas de asistencia financiera de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), como se refleja en Grecia, donde los préstamos representan el 80 % de la deuda soberana en 2019, y en menor medida en Irlanda, Chipre y Portugal. Las divisas y depósitos representan un 3,3% de la deuda soberana de la zona del euro (363.000 millones de euros en 2019).

Las aseguradoras de la zona del euro y los fondos de pensiones tenían principalmente reservas técnicas de seguros de vida por valor de más de 6 billones de euros a finales del tercer trimestre de 2020, que representan el 70% de las obligaciones totales del sector asegurador. Los fondos de pensiones tienen deuda soberana por valor de 2,7 billones de euros, cantidad que representa un 90% de sus obligaciones totales. Más del 98 % de estos seguros de vida y fondos de pensiones son frente a residentes de la zona del euro. Las inversiones en bonos soberanos de países de la zona del euro representan más de 1,7 billones de euros.