Las claves para negociar durante la compra de una vivienda

La recuperación económica y el avance de la vacunación apuntan a que el sector inmobiliario se va recuperando poco a poco, por lo que el momento ideal para comprar un piso es ahora

Los expertos apuntan que el mejor momento para comprar y negociar por un piso, es ahora.
Los expertos apuntan que el mejor momento para comprar y negociar por un piso, es ahora.Cristina Bejarano La Razón

Comprar una casa es una de las decisiones más trascendentales en la vida de una persona, y es por ello por lo que cada paso que se da, debe estar muy bien estudiado. Conseguir un buen hogar al mejor precio es el objetivo de cualquiera, y por ello vamos a repasar cuáles son los puntos a seguir para que la negociación sea exitosa.

Lo primero que conviene hacer es reunir toda la información posible sobre: la zona en la que se encuentra la vivienda, las casas que son similares a la que queremos comprar, el tiempo que se tarda en vender una casa en esa zona, las características del inmueble… Cuanta más información se tenga, más fácil será lograr una negociación exitosa y, por tanto, no pagar de más. No obstante, también es importante estar bien informado para proponer ofertas que sean viables.

Otro aspecto importante es el de mantener ocultas las intenciones que se tienen, y para ello, es fundamental no demostrar demasiado interés en el inmueble. La visita a la propiedad se debe aprovechar para sacar información útil: por qué se quiere vender la casa, cuál está siendo el flujo de visitas, cómo van las ofertas que han hecho por ella… Conocer el contexto y a “los competidores” es imprescindible para sentar las bases de la negociación. Es mejor aprovechar los primeros encuentros con el comprador para escuchar y recopilar datos útiles.

Si ya se tiene la información y se opta por lanzarse a la piscina de la negociación, hay que hacer una oferta que sea viable y lógica, así como exponer los motivos por los que el precio del inmueble debería bajar. Ninguna negociación va a funcionar si no está sustentada. También hay que tener claro que el proceso de negociar puede ser largo, por lo que se deben exponer de la mejor manera los motivos a los que se apelarán para conseguir lo que se busca. Es lícito (y probable) fallar en los primeros intentos, pero insistir o ir adaptando la oferta pueden valer como soluciones. En estos casos, demostrar que se tiene solvencia económica suele ser un punto a favor, ya que esto proporciona seguridad al vendedor, que puede acceder a bajar el precio con tal de terminar el proceso de venta-compra.

¿Un buen momento para negociar?

Según datos de la cadena Alfa Inmobiliaria, recogidos por Fotocasa, el margen de negociación medio en la compraventa de una vivienda se situó en el 7,8% en el primer semestre de este año, una cifra un 1,3% más baja que la que se alcanzó en 2020. En esta misma dirección van las declaraciones de Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, de las que se hace eco la Asociación Española de Franquiciadores. Después de los largos y duros meses de incertidumbre que hemos vivido debido a la pandemia, Bermúdez explica que “los expertos se pueden mostrar más reticentes a que el porcentaje de negociación sea muy elevado. Anteriormente, la cifra podía oscilar entre el 15-20%, aunque la situación actual podría provocar que ahora esta sea menor”. Sin embargo, desde donpiso también apuntan que el mercado inmobiliario está resurgiendo poco a poco, y que el precio de las viviendas comenzará a encarecerse. Por ello, defienden que estamos ante un momento ideal para comprar, y por tanto, para negociar, ya que “conseguir una rebaja del precio de la vivienda el año que viene puede ser mucho más complicado”.