Opinión

El lobo, el sabor y el precio

Dos de cada tres españoles eligen los alimentos en función del precio, en detrimento del saber o del origen. El ministro Planas se ha vuelto a poner de perfil cuando había que defender a los agricultores y ganaderos en Bruselas

César Lumbreras

Luis Planas ha vuelto a dar la espalda a los intereses del sector al que debería defender, el agrario. En este caso han sido los ganaderos de extensivo que sufren en sus explotaciones los ataques del lobo los que han padecido «la espantá» del ministro. El pasado lunes, cuando se reunió el Consejo Agrícola en Bruselas, para estudiar que se revise la protección que se otorga a los grandes carnívoros, especialmente el lobo, Planas no se quiso mojar y abandonó su puesto, que fue ocupado por un alto funcionario de la Representación Permanente de España ante la UE. Esa medida, la revisión de la protección que se otorga al lobo, había sido pedida por siete Estados miembros, entre los que no se encontraba España, a pesar de que tenemos la segunda cabaña más importante de estos animales y de que los ataques se repiten una semana sí y otra también. Resumen: Planas se ha vuelto a poner de perfil, cuando había que defender a los agricultores y ganaderos, en este caso en Bruselas.

Mientras tanto, desde la capital comunitaria nos ha llegado en los últimos días una noticia interesante, especialmente para el sector de frutas y hortalizas y para la distribución. De acuerdo con los resultados del Eurobarómetro 2022 sobre la seguridad alimentaria, el precio de los alimentos se ha convertido en el factor que más influye en la compra de estos productos por parte de los europeos. Las encuestas se realizaron entre los meses de marzo y de abril, cuando se estaban comenzando a notar las consecuencias de la invasión de Ucrania por parte de Rusia. En ese momento, un 54% de los encuestados situaba en primer lugar el precio cuando se les preguntó por los factores más importantes a la hora de comprar alimentos, por delante del sabor, la seguridad alimentaria o la procedencia de los productos. En el caso concreto de España, el porcentaje de los que eligen el precio se eleva al 63%. El sabor queda en segundo lugar en la clasificación de los factores a la hora de decidir la compra. Se trata de un dato importante, especialmente para el sector de las frutas y hortalizas.