¿A qué "tribu"de oficina perteneces?

La transformación del mercado laboral y el "coworking"han fomentado la convivencia de perfiles muy dispares

Al igual que en el comedor de un instituto, en las oficinas de una empresa se pueden identificar distintas tribus de trabajadores. La transformación constante del mercado laboral ha propiciado la desaparición de perfiles profesionales y la aparición de otros nuevos alejados de las fórmulas de trabajo tradicional. En este contexto surge el "coworking", una fórmula colaborativa que consiste en compartir un mismo espacio de trabajo entre varias empresas o personas para implementar la creación y la productividad, así como un ambiente de trabajo distendido.

A la hora de clasificar las distintas "tribus", la forma más sencilla y clara de hacerlo es por el tipo de contrato. Según Regus, proveedor mundial de espacios de trabajo, el perfil más abundante en las oficinas españolas es el de empleados con un horario regular fijo. Estos son los trabajadores que fichan siempre a la misma hora, tanto a la entrada como a la salida y que, en general, tienen una jornada laboral de ocho horas diarias. Sin embargo, como en la mayoría de los casos, esta jornada se puede llegar a extender hasta las 10 o 12 horas si se suman los descansos y desplazamientos.

Por otro lado, los "side hustlers"o asalariados con trabajos adicionales han emergido con fuerza en los últimos años. Estas personas cuentan, además de con un empleo remunerado, con otro proyecto o actividad paralela remunerada. Este tendencia se debe principalmente al aumento de la incertidumbre laboral. No obstante, esta realidad ha fomentado el espíritu de innovación y emprendimiento.

Los freelance, autónomos o trabajadores polifacéticos con distintos proyectos laborales componen la tribu de los pluriempleados proactivos. Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la opción de trabajar por cuenta propia en distintos proyectos va en aumento, con 448.200 pluriempleados que aseguran combinar dos o más trabajos al mes.

La digitalización ha fomentado el nacimiento de nuevos puestos de trabajo ligados a Internet y las nuevas tecnologías. Este es el caso de los "influencers", los analistas web o los "community manager". Muchas personas aspiran a incorporarse a esta tribu ya que su estilo de vida ofrece más autonomía personal y más oportunidades de viajar.

Finalmente, todos ellos pueden ser trabajadores flexibles. Empleados que trabajan de manera remota o tienen ocupaciones por determinadas horas. Estas personas mantienen una relación diferente con la empresa y reúnen una serie de cualidades, como la capacidad de adaptación y de organización como parte de su responsabilidad bajo el criterio de eficiencia laboral. En este contexto, las nuevas tecnologías y los espacios de trabajo flexibles son un gran atractivo para interactuar con un entorno profesional y establecer sinergias con otras personas.